Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

La importancia de que una serie mala tenga un protagonista gay

Bajo su apariencia de clásico policíaco, 'Instinct' cuenta con el primer principal homosexual de la tele en abierto

Alan Cumming con su marido en la ficción de 'Instinct'. CBS

Instinct no es una serie que sorprenda, enganche ni emocione. Es un policíaco repetitivo al uso. Otro más. De esos que van a caso por capítulo y cuyos episodios puedes ver salteados sin perder el hilo. Y eso es lo que precisamente la hace importante. Porque, pese a su clasicismo estructurado y aburrido, la serie de la conservadora CBS rompe un techo de cristal que llega demasiado tarde. Instinct (en Fox Life en España) es la primera ficción en abierto en EE UU con un protagonista gay. Uno felizmente casado con otro hombre.

El resto es solo la enésima vuelta de tuerca escapista a Sherlock Holmes. Esta vez le toca a Alan Cumming, precisamente uno de los mayores activistas del colectivo homosexual en Hollywood, dar vida a uno de estos hombres excéntricos y brillantes que tanto gustan. Un escritor de novelas policíacas (como Castle), profesor de criminología (a lo Cómo defender a un asesino) y ex de la CIA cuyas habilidades para deducir son requeridas por la policía neoyorquina. A su lado, una agente solitaria sirve de respuesta al listillo. Lo hemos visto antes, pero hay un giro en la dinámica. Al menos no hay atracción sexual sin resolver.

La importancia de que una serie mala tenga un protagonista gay

El primer capítulo ya repasa los numerosos tópicos del género: hay una morgue, un cadáver en el suelo, secretos del pasado que ir deshojando a cuentagotas, una elegante gabardina y problemas para sociabilizar de dos protagonistas que, pese a no entenderse al principio, acabarán siendo casi familia. Por suerte, Cumming, histriónico en la vida real y en su papel definitorio como maestro de ceremonias de Cabaret y más contenido en The Good Wife, tiene carisma para dos vidas. Eso a veces es lo único necesario para triunfar con una producción así.

Instinct no es buena, claro que no, pero eso la hace especial. Los espectadores de CBS (canal de los NCIS, Mentes Criminales o Bull) tienen casi 60 años de media. Es importante que cale la reivindicación de que un homosexual puede protagonizar cualquier tipo de serie, incluso algo tan clásico donde su sexualidad sea un detalle. Las series malas también son parte de la igualdad.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
6lunes
7martes
8miércoles
9jueves
10viernes
11sábado
12domingo

Más información