Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beyoncé y las Destiny's Child resucitan en Coachella

El festival californiano celebra el primero de sus dos fines de semana de conciertos

La actuación de Beyoncé en Coachella 2018.

La estrella de la nueva edición del festival Coachella 2018, que estos días celebra el primero de sus dos fines de semana, ha sido la cantante Beyoncé. El sábado sorprendía a todos los asistentes —también a los que la veían vía YouTube— con un reencuentro único: la del mítico trío musical Destiny's Child. La primera mujer negra en encabezar este festival dejó en claro desde el principio que Coachella era para reunirse, y así fue.

La estrella actuó antes más de 100.000 personas en este punto del desierto del sur de California. Ella es una de las protagonistas de un cartel que también está liderado por Eminem y The Weeknd, sobre todo porque con su presencia ponía fin al paréntesis de un año iniciado tras dar a luz a sus gemelos. Precisamente esta fue la razón que provocó que suspendiese su esperada actuación en Coachella 2017.

Beyoncé resucitaba su espectacular directo en esta popular cita estadounidense y lo hacía por partida doble. Sus compañeras en Destiny's Child, Keylly Rowland y Michelle Williams se unieron a a su regreso para interpretar tres de las canciones del celebrado trío, incluida la famosa Say My Name. Su descanso maternal no se notó sobre el escenario, donde volvió a brillar como solo ella sabe, rodeada por un centenar de bailarines y músicos.

En Coachella se ha producido la primera reunión de las Destiny's desde el espectáculo que ofrecieron en la final de la Super Bowl en 2013. El grupo impulsó a Beyoncé al estrellato, la protagonista del concierto se refirió a sus excompañeras de banda como sus "hermanas" y también se unió en el escenario con su hermana de sangre, Solange Knowles. Su marido, el magnate del rap Jay-Z, también apareció en el escenario hacia el final de su presentación para unirse durante su canción Deja Vu.

Coachella se celebra durante dos fines de semana consecutivos (del 13 al 15 y del 20 al 22 de abril) en Indio y aspira a superar las cuentas del festival de 2017 cuando Lady Gaga, Radiohead y Kendrick Lamar fueron los máximos reclamos del cartel. Según Billboard, Coachella logró el año pasado unos ingresos de 114,6 millones de dólares. Las entradas para un fin de semana de Coachella rondaban los 429 dólares y se agotaron prácticamente en cuanto se pusieron a la venta en enero.

Más información