Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estos son los rivales de Amaia y Alfred en Eurovisión

Ya se conocen los principales aspirantes a ganar un certamen que ha dejado de ser previsible

Madame Monsieru, el dúo formado por Emilie Satt y Jean-Karl Lucas, representantes de Francia en Eurovisión 2018.
Madame Monsieru, el dúo formado por Emilie Satt y Jean-Karl Lucas, representantes de Francia en Eurovisión 2018.

Cuando Tu canción fue seleccionada para representar a España en el próximo festival de Eurovisión, numerosos expertos y críticos advirtieron que la balada romántica que interpretarán Amaia y Alfred seguía en cierto modo la estela del tema que ganó la última edición del certamen. El año pasado el portugués Salvador Sobral se hizo con el triunfo con Amar Pelos Dois en Kiev (Ucrania), y confirmó una tendencia cambiante en el concurso. Después de muchos años donde arrasaban los ritmos movidos y efectistas interpretados por divas de corte pop, el público ha empezado a premiar a otro tipo de artistas y estilos musicales. A juzgar por los temas ya confirmados que competirán con el dúo de concursantes de Operación Triunfo, España no es la única que se presentará en Lisboa con una composición intimista.

De los 43 países participantes, ya se conocen las canciones de más de la mitad, pero la mayoría todavía tiene que abrirse paso hacia la final del 12 de mayo en las semifinales de los días 8 y 10. En la final ya espera España como miembro del llamado Big Five, los cinco países que se clasifican directamente por su peso económico en la Unión Europea de Radiodifusión. Los otros cuatro son Francia, Reino Unido, Italia y Alemania. Cuatro de los cinco grandes irán con un tema lento, y Reino Unido con un medio tiempo. Francia surge a priori como la gran competidora de Almaia (mote con el que se ha bautizado en las redes a la pareja formada por Amaia y Alfred). Madame Monsieur es un dúo formado en 2013 por Jean-Karl Lucas y Emilie Satt, y su canción Mercy fue la elegida por un sistema de votación formado por un jurado internacional y el voto popular francés. Lo lograron con una canción emotiva de profunda carga social, ya que cuenta la historia de una bebé nigeriana de nombre Mercy que nació en una patera durante una operación de salvamento de migrantes subsaharianos en el Mediterráneo. Los eurofans están divididos. Para algunos Mercy es demasiado triste para el festival, pero otros la sitúan como gran favorita y aseguran que estará entre las tres más votadas.

La denuncia de conflictos reales también es la esencia de la canción de Italia. Los representantes del país transalpino son Ermal Meta y Fabrizio Moro, ganadores del último festival de San Remo hace apenas dos semanas. Su Non mi avete fatto niente (No me han hecho nada) es un canto a la paz y habla de las guerras y de los últimos ataques terroristas sufridos en Europa, con referencias explícitas a los atentados de Londres, París, Niza y Barcelona. Ante la rotundidad de sus letras, los fans y las casas de apuestas la colocan de forma unánime entre las diez primeras. Por Alemania competirá Michael Schulte con la balada You Let Me Walk Alone, mientras que la actriz, cantante y pianista SuRie representará a Reino Unido. Su tema Stormes la típica canción pop y, en principio, no figura entre las favoritas.

Más allá del Big Five, hay varias canciones entre las confirmadas que los fans y las quinielas vaticinan que serán finalistas seguras y firmes candidatas a llevarse el triunfo. Por un lado está Saara Aalto, la representante de Finlandia. Aún no tiene canción, que debe elegirse el próximo 3 de marzo, pero esto no es impedimento para que ya figure entre las favoritas. Intentó participar en el festival en 2011, y tras no conseguirlo se presentó a la edición finlandesa de La Voz. Quedó segunda. Volvió a ser rechazada para representar a Finlandia en 2016, y de nuevo concursó en otro talent show para terminar de nuevo subcampeona. Fue en The X Factor en el Reino Unido, y además le sirvió para darse a conocer internacionalmente. Otra gran rival será la rusa Yulia Samoylova, que vuelve a Eurovisión tras no poder participar año pasado. Ucrania le prohibió viajar a Kiev por haber actuado previamente en Crimea tras la anexión de este territorio por parte de Moscú. Esta polémica, unida a una puesta en escena en la que hay rumores de que podrían hacer volar a la cantante sobre el escenario (que sufre una atrofia muscular espinal y actúa en silla de ruedas) podrían auparla a la victoria en Lisboa.

Yulia Samoylova, representante de Rusia en Eurovisión 2018.
Yulia Samoylova, representante de Rusia en Eurovisión 2018.

No menos a tener en cuenta son las elegidas por Noruega y Chipre. El país nórdico podría ser una de las sensaciones del festival, porque entre las canciones que podrían ser elegidas el próximo 10 de marzo para representar a Noruega se encuentra un reguetón interpretado en español por el noruego-chileno Alejandro Fuentes. Un título en español llevará la chipriota Eleni Foureira, que cantará el tema Fuego. Los ritmos latinos son la otra gran tendencia de esta edición de Eurovisión, y han influido en el sonido de las canciones de Montenegro, Armenia o Suecia. Precisamente fue el estilo de Lo Malo, de Aitana y Ana Guerra, otra de las canciones favoritas entre los votantes españoles y que finalmente fue derrotada por Tu canción. Para muchos era la mejor apuesta para aspirar a ganar en Lisboa. En cualquier caso, Amaia y Alfred tienen prácticamente garantizada una mejor actuación que su predecesor, Manel Navarro, que quedó último. A dos meses y medio de la final, las casas de apuestas señalan que la tierna canción de España terminará entre el quinto y el sexto puesto, y subiendo.

Más información