Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVE dicta normas para “supervisar” el correo de sus trabajadores

Los periodistas denuncian una vulneración del secreto profesional

Sede de los informativos de TVE en Torrespaña.
Sede de los informativos de TVE en Torrespaña.

Una nueva normativa dictada por RTVE esta semana permitirá a la dirección de la corporación estatal supervisar el correo electrónico y el acceso a Internet de los trabajadores de la radio y la televisión estatal. En una circular sobre el "uso seguro de los sistemas de información", la empresa podrá realizar revisiones periódicas de los equipos y del contenido de los dispositivos a través de programas de monitorización. Los periodistas de RTVE han expresado este miércoles su protesta ante unas medidas que podrían vulnerar el secreto profesional que ampara a los informadores y también poner en peligro la confidencialidad de las fuentes.

A través de un comunicado, los consejos de informativos de TVE, RNE y RTVE.es consideran que el secreto profesional, recogido en la Constitución, es uno de los pilares de la libertad y el derecho a la información, salvaguarda de la confidencialidad en las comunicaciones entre los periodistas y sus fuentes. "El secreto profesional y la confidencialidad de las fuentes son garantías para los profesionales de la información que revierten directamente en el derecho del conjunto de la sociedad a recibir información independiente, plural y veraz", explican los representantes de los periodistas. 

Los consejos de informativos han solicitado "una aclaración" al presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, y al Consejo de Administración ante las nuevas normas, aprobadas el 31 de enero, según las cuales la dirección "podrá controlar si se hace un usos correcto y responsable" de los medios y recursos puestos a disposición de los trabajadores. En esta supervisión se incluye "el uso del correo electrónico y el acceso a Internet durante la jornada de trabajo".

Para llevar a cabo estas funciones, la dirección podrá "adoptar medidas específicas de control y prevención del uso incorrecto, realizando revisiones periódicas de los equipos e instalando programas de monitorización, estableciendo alertas, revisiones técnicas y del contenido de los equipos y dispositivos".

La empresa justifica la norma, que entra en vigor 15 días después de su publicación en la intranet de RTVE, ante "el fuerte incremento del riesgo de ataques de ciberseguridad".

Sin embargo, los consejos de informativos sostienen que, además de vulnerar el secreto profesional,  puede ser una amenaza a la "necesaria privacidad" que estos órganos de representación necesitan en su relación  con los profesionales de a información del grupo estatal y "sus posibles denuncias de malas prácticas".

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha rechazado la norma de RTVE porque considera que puede vulnerar el derecho al secreto profesional que ampara a los informadores. "Los correos de los periodistas tienen una triple protección constitucional: el derecho al secreto de las comunicaciones, el derecho a la intimidad y a la protección de datos y el derecho al secreto profesional", ha sostenido la APM en un comunicado.

La organización profesional ha recalcado que el derecho al secreto profesional y a la reserva de la intimidad de la fuente "es una garantía específica de la libertad de prensa y es indispensable y necesario para proteger la independencia del periodista y para que pueda ejercer libremente su profesión. Además, es un deber que obliga al periodista a garantizar la confidencialidad de sus fuentes de información".

Señala también la APM que sin entrar a valorar si una empresa puede o no acceder a los correos electrónicos de sus empleados, hechos o recibidos, el acceso a un correo electrónico sin abrir aunque sea de la empresa, necesita autorización judicial.

RTVE ha afirmado que el objetivo de la norma es proteger a la corporación de ataques externos que suponen una amenaza, no solo para la integridad de los sistemas y de la propia información de la empresa, sino también para los propios usuarios. Y ha recalcado que está en consonancia con la legislación aplicable en el ámbito de la protección de datos, así como con las prácticas de otras televisiones europeas, como la BBC.

No obstante, ha asegurado que el presidente de RTVE propondrá al consejo de administración posponer los efectos de la entrada en vigor de la norma hasta la aprobación de un protocolo.