Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Vives en una burbuja, y no lo sabes

Pasamos los días leyendo un muro de Twitter o Facebook elegido escrupulosamente, donde todo el mundo habla según nuestros gustos

Vives en una burbuja, y no lo sabes

Cena de Navidad. Los temas del año (Cataluña y feminismo) ya están despachados. Llega lo verdaderamente importante: ¿Cómo que no conocéis a Amaia de Operación Triunfo? ¿Que no sabéis cómo se instala Netflix ni os interesa porque podéis descargarlo todo "gratis"? ¿Cómo es posible que no te hayas enterado de que Disney va a comprar Fox y cambia así el ecosistema de Hollywood? ¿Weinstein ni os suena? No me lo puedo creer, ¿en qué mundo vivís?

Pasamos los días leyendo un muro de Twitter o Facebook elegido escrupulosamente, donde todo el mundo habla según nuestros gustos. Pero hay mucha vida ahí fuera. Volver a casa por Navidad es la mejor cura de humildad; reunirse con familiares y amigos a los que casi no ves en opulentas comilonas es la receta ideal para explotar la burbuja en la que vivimos el resto del año. Aunque nos suene a ciencia ficción, existe gente que no comenta obsesivamente cada lunes las aventuras de los triunfitos, no sabe qué es La Llamada y comete el desacato de no ver Juego de tronos religiosamente.

Hemos construido Internet a nuestra imagen y semejanza. Un mundo de nichos que da para que cada uno tengamos burbujas personalizadas. Solo entramos a los medios afines, buscamos y leemos sobre nuestras aficiones y ni siquiera miramos de reojo lo que no nos importa. Hay hasta nichos dentro de nichos. En el mío, el de televisión y series, parece imposible que alguien no se haya enterado de que estrenaron Black Mirror el 29 de diciembre. Mis primos lo verán, sí, pero no les importa si es mañana o dentro de seis meses.

Ninguno de ellos entendería nada de lo que dicen mis amigos virtuales en mis redes (ejem) sociales, y viven tan ricamente. Ellos, por su parte, se maravillarán porque no conozca los nombres de los delanteros del Madrid. Serán de esos que cada fin de semana llenan los trending topics de jugadores de fútbol de los que no he oído hablar. La tarea de salir de esa burbuja cada vez es más difícil. Deberíamos explotarla más.