Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

La nostalgia cada vez llega antes

NBC está tanteando un revival de 'The Office', cancelada en 2013. El luto ha durado cinco años

Imagen promocional de 'The Office'.
Imagen promocional de 'The Office'.

El tiempo pasa demasiado deprisa. En un mundo donde priman las noticias de consumo rápido, en el que hoy nos hemos olvidado del trending topic de anteayer, todo suena a lejano, digno de recuperar en pleno achaque de nostalgia. Para muestra un tuit: hace unos días un internauta de 22 años apuntaba que si Mi música es tu voz había sido himno de los padres, el Camina de los actuales triunfitos lo era para sus hijos. El 2001 le parecía en los albores del tiempo. Haciendo unas simples cuentas, quien escribe esta columna, que vivió de pleno el fenómeno generacional que fue Operación Triunfo, tendría que haber sido padre a los seis para que esa teoría se cumpliera.

Todo nos parece tan remoto que la nostalgia, ese virus que asola el entretenimiento actual, cada vez llega antes. Ninguna serie puede morir tranquila. NBC está tanteando, por ejemplo, un revival de The Office, cancelada en 2013. El luto ha durado cinco años. No nos ha dado tiempo para echarla de menos, pero mejor tirar de lo probado que de ideas nuevas. La nueva temporada de Expediente X se presenta, a su vez, como otro evento inédito, una inesperada reunión, incluso si Fox ya hizo la misma promoción en 2016. La memoria da para dos años.

2018 también tendrá su ración de Will y Grace, Roseanne, Madres forzosas, Star Trek, Dinastía y Prison Break, y posiblemente hasta Loco por ti. La nostalgia llega tan veloz que la propia Stranger Things, epítome de lo que está mal con este eventismo, ha creado una segunda temporada que no solo bebe de la acción, planos y diálogos de las películas de los ochenta, sino que casi repite trama por trama, ahora a lo grande, lo que ocurría en la primera temporada. Da más de lo mismo, lo que el espectador siempre había pedido a la serie: la calidez de esa nostalgia mal entendida en la que no habrá sorpresas, una copia gratuita y fácil. Lo mismo repetido temporada tras temporada. Como la vida misma.

Más información