Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo meterse en la piel de un asesino en serie

Ed Kemper mató a 10 personas en los años sesenta y setenta. El actor Cameron Britton lo interpreta en ‘Mindhunter’

En 1964, cuando Edmund Kemper tenía 15 años, mató a tiros a sus abuelos. Seis universitarias se unirían a su lista de víctimas entre 1972 y 1973 (de donde viene su apodo, El Asesino de Colegialas). Su macabra cuenta la cerrarían en 1973 su madre y una amiga de su madre. Tras matar a sus víctimas, practicaba necrofilia con ellas antes de descuartizarlas. En el caso de su madre, le cortó la cabeza e ingirió parte de sus órganos. Él mismo confesó sus asesinatos, por los que fue condenado a cadena perpetua. Actualmente cumple condena en la prisión estatal de Vacaville.

El actor Cameron Britton se ha convertido en la gran revelación de la serie de Netflix Mindhunter gracias a su interpretación de este asesino. Solo aparece en tres capítulos —2, 3 y 10—, pero no ha pasado desapercibido. Sus 1,96 metros de altura (Kemper mide 2,06 metros) le ayudaron a pasar el primer corte en la selección del actor que interpretaría a uno de los criminales de esta historia en la que una pareja de agentes del FBI en los años setenta entrevista a asesinos en serie para tratar de entender su mente.

A la izquierda, Cameron Britton como Ed Kemper en 'Mindhunter'. A la derecha, el auténtico Kemper.
A la izquierda, Cameron Britton como Ed Kemper en 'Mindhunter'. A la derecha, el auténtico Kemper.

Britton hizo su propia investigación para preparar el personaje. "Encontré mucha información, su página en la Wikipedia es muy extensa. Vi también en YouTube sus entrevistas grabadas en la cárcel. Después paré de verlas porque me pareció que no necesitas tanto material, sino que tienes que explorar el personaje. También leí las cartas que enviaba a sus amigos por correspondencia y que están colgadas en Internet", explica en conversación telefónica con EL PAÍS. Pero no paró ahí y llevó aún más lejos su investigación: "me gusta aparecer en público caracterizado y hablando como el personaje. Me iba a parques y hablaba con la gente como si fuera Kemper. Para mí era importante comprobar que la gente respondía ante él como si fuera un tipo normal, eso querría decir que estaba haciendo bien mi trabajo, porque esa es la razón por la que estos tipos dan tanto miedo: puede ser que estén sentados a tu lado en la parada del autobús y no tengas ni idea".

El parecido que logró Britton con Kemper no solo se queda en el aspecto físico. También era importante copiar su forma de comportarse o su tono y ritmo al hablar, algo que logró si se compara su actuación con esas grabaciones de entrevistas reales con el criminal. "Sí que aprendí algo de su vocabulario y su forma de hablar, pero después tienes que dejarte llevar. Es complicado. Me fijé en la interpretación de Frank Langella de Nixon en la película El desafío: Frost contra Nixon, con las similitudes suficientes con el personaje para hacer clara la historia a todo el que lo viera. Una imitación demasiado cercana no contaría mucho de la historia, y tenemos que poder ver todos los aspectos de su personalidad, cosas que no ves necesariamente en una entrevista porque ahí está mostrando su mejor lado".

Para dar vida a Ed Kemper no solo se sirvió de su propio trabajo, también recibió las indicaciones de David Fincher, director de cuatro de los capítulos de la serie, y otro de los realizadores, Asif Kapadia, responsables de los episodios en los que participa. "Me animaron a confiar en mis instintos y explorar lo que sintiera en cada momento. Lo importante para todos era que Ed no fuera un personaje divertido, encantador y sexy. Cuando él describe actos terribles, los cuenta como si estuviera contando a alguien lo que va a cenar, tiene una forma muy casual y realista de describirlo", relata el actor.

Fincher pidió que el resto del reparto tuviera el menor contacto posible con Britton. "La mayoría del tiempo estuve solo en el set. Era parte de la estrategia, que los otros actores no conocieran demasiado lo que iba a hacer y cómo, y lo mismo para mí, tenía que llegar a oscuras". "En realidad, Ed también es un tipo muy solitario, así que mantenerme a cierta distancia ayudaba a mi personaje", añade el intérprete. También ayudaba a meterse en situación el hecho de grabar en una prisión real abandonada y no en decorados al uso. "Lo pusieron todo de forma muy específica, con la temperatura que debe hacer en una prisión, café real, hicieron cristales con mi graduación para una montura de gafas como la de Ed...".

El actor Cameron Britton.
El actor Cameron Britton.

Britton asegura que es pronto para saber si este papel impulsará su carrera como actor. "Yo sigo haciendo lo que hacía antes, con mi mujer, mi perro y mi apartamento. Lo que me gustaría es no solo que me sirva para introducirme en el mundo de Hollywood: es el tipo de trabajo que me gustaría seguir haciendo. No necesariamente interpretar a asesinos y gente terrible, pero sí trabajos en los que puedas profundizar en la gente. Me gusta convertir mi trabajo en algo personal, y en muchos sentidos Mindhunter ha sido muy personal". De momento, su Ed Kemper le ha servido para ganarse un papel en la película The Girl in the Spider's Web, nueva versión de las novelas de la saga Millenium, de Stieg Larsson, en las que Lisbeth Salander estará interpretada por Claire Foy (The Crown) y producida por Fincher.

¿Volverá a dar vida a Kemper en la segunda temporada, ya confirmada, de Mindhunter? "No tengo ni idea. Me encantaría hacerlo, por supuesto. El plan es que sea una serie larga, así que si vuelvo en la segunda, genial, pero si es en otra temporada, también genial".

Además de las alabanzas y la repercusión mediática de su trabajo ("no podría haber imaginado que hoy estaría aquí hablando contigo sobre esto", dice a la periodista), Britton lleva con humor el que ya haya quien lo ha identificado por la calle como "el asesino de Mindhunter". "Sí que me han reconocido", ríe al otro lado del teléfono. "Pero me ha pasado más encontrarme con gente que estaba hablando de Mindhunter y que me recomienden verla sin darse cuenta de que soy Ed Kemper en la serie. La mayoría de la gente que me reconoce se acerca a mí con grandes sonrisas y emocionados. Solo un par me han dicho 'ay, qué miedo conocerte", vuelve a reír. "Pero espero que lograra hacerles ver que en realidad no soy un asesino".

Basado en hechos reales

En los últimos años se ha producido un resurgir del true crime, tanto con series documentales como ficciones basadas en hechos reales. Los asesinos que los agentes de la serie entrevistan son personajes reales, y el protagonista, interpretado por Jonathan Groff, está basado en el agente del FBI John E. Douglas, en cuyo libro Mind Hunter: Inside FBI's Elite Serial Crime Unit se inspira la ficción. "Creo que las historias sobre crímenes reales interesan porque queremos entender por qué alguien podría hacer cosas así a un perfecto desconocido. Mindhunter es una serie tan interesante porque en lugar de que el misterio sea quién lo hizo, es por qué lo hizo. Es lo que los humanos hacen, tratar de entender el mundo a nuestro alrededor", reflexiona el actor Cameron Britton.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
25lunes
26martes
27miércoles
28jueves
29viernes
30sábado
31domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información