Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un escritor al límite

'La lluvia en el desierto' reúne todos los versos de Eduardo García, premio de la Crítica en 2009, un año después de su prematura muerte

El poeta Eduardo García, retratado en 2004. Ampliar foto
El poeta Eduardo García, retratado en 2004.

La muerte prematura de todo escritor deja siempre un espacio de duda sobre los caminos que hubiera podido acometer en futuros libros. Morir a los 51 años en tiempos en los que la esperanza de vida está próxima a los 80 no es solo una enorme injusticia, sino un brutal corte en una obra, como la de Eduardo García (São Paulo, 1965-Córdoba, 2016), que venía avanzando de modo firme en la superación de la aparente contradicción entre lo realista y lo visionario, entre lo figurativo y lo irracional. La lluvia en el desierto contiene toda su poesía entre 1995 y los meses previos a su muerte en 2016. A sus cinco poemarios publicados se añaden dos breves colecciones inéditas, escritas en los últimos años, y una serie de poemas de distintas épocas, una parte de ellos no publicados antes.

Aunque los misterios de su “cocina literaria” nos los reveló en el libro Escribir un poema, un texto que debiera ser de uso obligado en todo taller de escritura, y ahondó en ellos con altura teórica y rigor para ofrecernos su opción poética de madurez en Una poética del límite, publicado en 2005, casi con el cierre de su etapa más cercana al realismo. De ella forman parte (siempre con condicionantes) Las cartas marcadas (1995) y No se trata de un juego (2003). Pero será en Horizonte o frontera (2003) y en Refutación de la elegía (2006) donde García comenzará a tantear el límite, esa zona de intersección entre los planos de la realidad y las oscuridades del alma y del inconsciente. Un tanteo que será plena inmersión en La vida nueva (2009, premio de la Crítica), libro de plenitud de su voz en el que, además de buscar la claridad en la indagación en el umbral de lo misterioso, pone a prueba el verso libre, se aparta de los acotamientos formales de sus primeros años y ensaya una poesía de totalidad existencial donde conviven, para entendernos, Cernuda y Borges, Machado y Vallejo, Celan y Cortázar.

Eduardo García fecha en 2016 dos brevísimos poemarios que apuntan a dos escenarios aparentemente contradictorios. La impotencia y la rabia de un ciudadano ante las sevicias de la crisis en La hora de la ira (2016), y la estremecedora certeza de que la muerte va ocupando espacios cada vez más decisivos en el propio ser físico y espiritual en Bailando con la muerte (2016). La enfermedad, el hospital, la reflexión imposible, el miedo, la serenidad, las incertidumbres se apoderan del poema sin que, pese a tan dura experiencia, el lenguaje lírico y la tensión verbal se resientan: “Temo salir al día. Al caminar / su oscuridad me pisa los talones”.

Eduardo García ha muerto en un momento vertebral de su obra. Su camino, siempre en busca de una complejidad que no aturdiera al lector por hermética, alcanzó un pulso cierto, hondo y poderoso. El prólogo de Andrés Neuman, una mezcla de rigor descriptivo y suma de emociones, y el epílogo de Vicente Luis Mora, un acerado ensayo en el que aborda las distintas caras de la obra del poeta y la sitúa en el lugar de referencia que sin duda merece, son la mejor envoltura para un libro más que necesario.

COMPRA ONLINE 'LA LLUVIA EN EL DESIERTO'

Autor: Eduardo García.

Editorial: Fundación J.M Lara (2017).

Formato: versión Kindle y tapa blanda (480 páginas).

Por 18,05 en Amazon