Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Prometheus:’ “No es un mapa, es una invitación”

Tras más de tres décadas, Ridley Scott volvió al universo que creó para la mítica saga

Imagen de la película de 'Prometheus', estrenada en 2012.
Imagen de la película de 'Prometheus', estrenada en 2012.

Prometheus es a Alien lo que El despertar de la fuerza es a La Guerra de las Galaxias, con guiños visuales, temas musicales compartidos y un argumento algo similar - pero sin ir más allá para no ser considerado un “remake”. Después de más de 30 años, Ridley Scott vuelve al universo que creó con Alien, presentando un reboot que trata de los orígenes.

En lugar de centrarse en el alienígena, aquí Scott está más interesado en la procedencia de los “ingenieros”, los pilotos del tipo de nave que se descubrió en la primera entrega, uno de los cuales apareció fosilizado y con el pecho reventado desde dentro en Alien. También busca explicar los inicios de Weyland-Yutani, la “empresa” malvada que está detrás de muchos de los males que padecen los protagonistas de la franquicia, y que representa la codicia corporativa que empuja a los personajes a la tarea peligrosísima de encontrar el extraterrestre y traerlo a la Tierra.

Y más allá aún, es una historia que explora el origen de la propia humanidad, aportando una interesante respuesta a la cuestión de cómo acabamos aquí en este planeta del sistema solar.

A falta de Ripley, Noomi Rapace es Elizabeth Shaw, la heroína de la historia, y su antagonista es otra mujer, Meredith Vickers (Charlize Theron). Pero el auténtico robaplanos es Michael Fassbender, que da vida a un androide demasiado obediente —cada película de Alien tiene uno— y que tiene la descolocante costumbre de imitar al personaje de Peter O’Toole en Lawrence de Arabia.

‘Prometheus’ (2012). Dirección: Ridley Scott. Duración: 124 minutos. Formato: DVD y Blu-Ray.

Disponible en Amazon

‘Prometheus:’ “No es un mapa, es una invitación”

« Anterior: Alien: Resurrección | Siguiente: Introducción »

Más información