Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dudamel se encierra con las nueve sinfonías de Beethoven

El director promete conciertos “joviales y llenos de vida” en Barcelona

El director Gustavo Dudamel, en el ensayo con la orquestra sinfonica Simon Bolivar en el Palau de la Musica. Barcelona.

Remolino, terremoto de emociones, fuegos artificiales, pirotecnia. Los calificativos le brotan como un torrente al director Gustavo Dudamel cuando quiere definir qué representan las nueve sinfonías de Beethoven interpretadas por la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela. Una experiencia que se vivirá en el Palau de la Música de Barcelona a partir de este domingo y hasta el miércoles. Cinco conciertos en cuatro días. Un maratón musical “con el mejor compositor de la historia” —Dudamel no lo duda— para el que ya no queda ni una sola entrada. El músico venezolano, que también lidera la Filarmónica de Los Ángeles y se convirtió en la batuta más joven que ha dirigido el último concierto de Año Nuevo con la Filarmónica de Viena, se mostraba entusiasmado con el programa después del primer ensayo: “Esta sala es preciosa y muy especial”. La conoce bien ya que no ha fallado en las últimas tres temporadas, la pasada también con la Simón Bolívar. Con ella inició hace dos semanas la gira de la integral de las sinfonías en Caracas y que en Europa tiene tres ciudades. Arranca en Barcelona para después recalar en Hamburgo y, por último, Viena.

Dudamel explicaba, en la presentación de los conciertos, que la forma de sentir la música de Beethoven por los integrantes de la Simón Bolívar —jóvenes con edades de entre 17 y 34 años— es genuina: “Desde el profundo conocimiento y plena madurez porque llevamos años interpretando las sinfonías pero con un espíritu jovial. Hay muchas formas de tocar a Beethoven y nosotros lo interpretamos como lo sentimos. Estará lleno de vida”. La orquesta Simón Bolívar fue fundada en 1978 por José Antonio Abreu —uno de los maestros de Dudamel y a quien ha dedicado el ciclo— y es el buque insignia del Sistema de Orquestas de Venezuela, creada como un proyecto para apoyar a jóvenes músicos. La que nació con un importante componente social se ha convertido en una de las primeras formaciones musicales de latinoamérica y con la que Dudamel ha registrado varias grabaciones de compositores como Beethoven, Mahler o Txaikovski.

Reivindicaba la plena capacidad y calidad de esa formación interpretando a Beethoven: “Precisamente porque es joven y latina representa la universalidad del compositor. No es verdad que a Beethoven solo se le pueda interpretar con formaciones europeas. Y no es verdad que por ser una orquesta sudameriacana la interpretación carezca de profundidad. Sí que es cierto que nosotros le damos un espíritu joven, que explota”. En el escenario serán casi un centenar de músicos con una expresividad corporal poco común en Europa.

Tiempos revueltos los que se están viviendo, en América y en el resto del mundo. Si, convenía el director venezolano sin ir más allá: “Precisamente cuando la intensidad de las sinfonías de Beethoven —que nacieron a caballo de los siglos XVIII y XIX en medio de una Europa convulsa— tienen más sentido que nunca. Representan todo lo que es el hombre, la vida y la evolución. Simboliza el arte abrazando todos los elementos de la sociedad, de un continente, del mundo entero, la complejidad humana, el intento de unir el mundo, a las personas mediante la música y el arte. Con un mensaje de paz que explota con la Novena y que es el mejor que se puede dar al mundo”.

Dudamel, echando mano de Unamuno al que dijo que está leyendo, sentenciaba: “La libertad que debemos darle al pueblo debe ser la cultura, algo que cobra fuerza en momentos como ahora, en que pensamos que el arte no es necesario en la educación de un niño o un joven”.

Con el Orfeó Catalá a Madrid

Esa “explosión” a la que se refiere Gustavo Dudamel se producirá, especialmente, el miércoles 15 con la interpretación de la Novena sinfonía de Beethoven que contará con la participación de los integrantes del Orfeó Catalá y el Cor Jove del Palau y que está dedicada al 125 aniversario del Orfeó.

Al día siguiente se repetira el mismo concierto, también con las formaciones corales catalanas, en el Auditorio de Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >