Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘The Crown’ se corona en unos Globos de Oro sin sorpresas en televisión

Los premios han seguido el guion previsto en los apartados televisivos

Por una vez, y sin que sirva de precedente, los Globos de Oro han cumplido con el guion previsto en los premios televisivos y, con alguna excepción, han dejado las sorpresas para otro momento. Las favoritas se han llevado sus premios, primando a las novedades. Frente a otros galardones más conservadores como los Emmy, a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood les gusta desmarcarse y reconocer otros trabajos.

The Crown, la primera serie británica de Netflix y una de las más caras de la plataforma online, cumplió con las expectativas al alzarse como el mejor drama de 2016. La ficción británica creada por Peter Morgan y que recorre la vida de la reina Isabel II desde su coronación es una producción lujosa, narrada con precisión y de forma entretenida y didáctica y que cuenta con dos de los mejores capítulos de 2016 y con un reparto de lujo. De hecho, Claire Foy se alzó con el premio a la mejor actriz protagonista de drama por dar vida con toda la dignidad del mundo a un personaje tan complicado como la monarca británica, que logra humanizar y que los espectadores consigan comprender su posición dentro de la historia contemporánea.

El guion de los premios también se cumplió con los dos galardones de American Crime Story: The People vs. O.J. Simpson, uno de los grandes fenómenos televisivos del año pasado en Estados Unidos, que venía de triunfar en los pasados premios Emmy y que los Globos de Oro no han podido dejar pasar la oportunidad de reconocer de nuevo. A partir de la narración del mediático juicio al ex jugador de fútbol americano, la serie (que en España se puede ver en Netflix) ahonda en la sociedad estadounidense con temas como el racismo o los agujeros de su sistema judicial. Su imponente reparto se ha tenido que conformar con un solo premio, el de Sarah Paulson por dar vida a la abogada Marcia Clark. Incontestable.

En comedia, Atlanta, la serie creada y protagonizada por Donald Glover, ha confirmado su condición como una de las favoritas de la crítica dentro de los recientes estrenos otoñales con los dos premios que se ha llevado en los Globos de Oro: mejor comedia y actor protagonista de comedia. La serie, emitida en España en Fox, narra la historia de un perdedor que decide intentar salir del agujero haciendo de manager de su primo, un rapero en auge en Internet. Se incluye dentro de esa tendencia de comedias que no buscan necesariamente la carcajada apostando por una visión más personal.

Pero en realidad la serie más premiada de la noche ha sido El infiltrado (en España, en AMC). La adaptación televisiva de una novela de John Le Carré de mismo título ha visto cómo sus tres actores nominados, Hugh Laurie, Olivia Colman y Tom Hiddleston, se han llevado estatuillas. Hugh Laurie consigue aquí que el espectador olvide al doctor House interpretando a un gran villano, un traficante de armas al que el personaje de Tom Hiddleston, que aquí presenta sus credenciales para tratar de ser el próximo James Bond, tiene la misión de desenmascarar desde dentro de su propia organización. El premio para Olivia Colman reconoce la gran labor de una de las mejores actrices británicas de los últimos tiempos, casi omnipresente en la televisión de Reino Unido gracias a esta serie y otras producciones de lo más variado como Flebag o Broadchurch.

‘The Crown’ se corona en unos Globos de Oro sin sorpresas en televisión

Tampoco hubo sorpresas en los premios de mejor de drama para Billy Bob Thornton gracias a Goliath, la nueva creación de David E. Kelley (Ally McBeal, Boston Legal), que en España se podrá ver en Amazon Prime Video. Por su parte, Tracee Ellis Ross recogió el premio a la mejor actriz de comedia gracias a Black-ish, una serie que celebra la diversidad y que se atreve a tratar temas complejos desde el humor y que es una de las comedias de moda en Estados Unidos.

En definitiva, los Globos de Oro de este año han respetado el guion previsto sin perder su identidad de apostar por las novedades, por los fenómenos televisivos y por igualar la televisión online (tanto Netflix como Amazon han tenido premio) a la convencional. Eso sí, ni rastro de HBO, que había sido la más nominada. Y, salvo por Black-ish, también han quedado fuera del mapa los grandes canales en abierto, confirmando que el mundo televisivo ahora es diferente. Además, y aunque nunca llueve a gusto de todos, han sido justos en su reparto de premios. A pesar de que sigan ignorando a The Americans.

Más información