Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paca, más que la amante plebeya de Rubén Darío

Irene Escolar protagoniza una película para TVE sobre el amor entre el poeta y Francisca Sánchez

La protagonista de 'Princesa Paca', Irene Escolar.

Madrid. 1902. En un andén de una estación de tren dos amantes entrecruzan miradas en una despedida que se alarga con frases que ya resuenan a reencuentro. Se besan profundamente. Se vuelven a besar. De tener acento ese beso sonaría esdrújulo. Son el príncipe de las letras nicaragüenses Rubén Darío y Francisca Sánchez, Paca, embarazada de uno de los cuatro hijos que tendría con el poeta y que moriría antes de que su progenitor lo conociera. El “corten” del director Joaquín Llamas hace despertar de sus personajes a Daniel Holguín e Irene Escolar, en el andén del Museo del Ferrocarril en Madrid, en el día que EL PAÍS acompañó en el rodaje, en su ecuador, al elenco y cuerpo técnico de Princesa Paca.

Princesa Paca, basada en la novela homónima de Rosa Villacastín y Manuel Francisco Reina, es una nueva producción que preparan TVE y la productora La Cometa TV sobre la historia de amor entre el poeta Rubén Darío y Francisca Sánchez, hija de un jardinero del Palacio Real, en el centenario de la muerte de Darío, a los 49 años.

'Princesa Paca' ampliar foto
Irene Escolar y Daniel Holguín reciben indicaciones de Joaquín Llamas, director de 'Princesa Paca'.

“El reto, más que contar una historia de amor, era contar esta historia de amor. Entender por qué una persona que se movía en el universo de la intelectualidad, de la bohemia, se enamora de una chica sin bagaje cultural”, explica en un descanso del rodaje el director Joaquín Llamas (Perdona si te llamo amor, Tierra de Lobos). La película arranca en 1956 cuando Francisca Sánchez, ya casada con José Villacastín, decide donar el legado del poeta al Estado español, parte del cual se exhibe ahora y hasta el 22 de diciembre en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense. De este último gesto de la que sería el gran amor del poeta, casado a punta de pistola con Rosario Murillo, apodada La garza morena, renacen los recuerdos que configuran la película, que tiene a Toledo, Madrid y la localidad madrileña de Ambite como escenarios principales de rodaje.

Irene Escolar (Goya a mejor actriz revelación en 2016 por Un otoño sin Berlín) se mete en la piel de Paca, entre los 22 años hasta los 37, en los que la mirada del personaje evoluciona. “Francisca no renuncia a la felicidad. Me parece muy valiente porque apuesta por lo que cree, por lo que quiere”, asegura Escolar, caracterizada como su personaje para una escena ambientada en 1916. “Imagínate la de mujeres que conoció Rubén Darío y la eligió a ella. Debió ser una mujer muy luminosa, muy divertida, muy rápida, con mucha fuerza y unos valores muy claros. Ella fue su sostén”, continúa.

Tanto ella como Daniel Holguín (La voz dormida, Che, Isabel) preparó su personaje a través de las cartas que se entrecruzaron Darío y Paca, en los que se desmenuza el amor que se profesaban y su forma de ver la vida. Además, el actor recrea un acento centroamericano que se asemeja al nicaragüense del poeta, para darle más veracidad al personaje. “Es un personaje con muchas aristas, muchos claroscuros. El trabajo de investigación me ha hecho conectar con él, volver a releer a aquel llamado poeta cursi que todos estudiamos en la escuela y darse cuenta de la sensibilidad que tenía, al mismo tiempo que vivía en un mundo tan atormentado”, explica Holguín.

Al elenco se añaden Ana Wagner, quien interpreta a la escritora Emilia Pardo Bazán, amiga y confidente de Paca; Petra Martínez, que hará las veces de Paca décadas después de la muerte del poeta, cuando ya estaba casada con José Villacastín; e Israel Elejalde, que se pone en la piel de Valle-Inclán. Completan el reparto Alejandro Albarracín, de Antonio Machado, Luisa Martín, Miriel Cejas, y Fernando Soto, entre otros.

Más novelas llevadas a la pequeña pantalla

La Princesa Paca, la novela de Rosa Villacastín y Manuel Francisco Reina, no es la única obra literaria que se ha adaptado a la pequeña pantalla. Basada en la novela homónima de Paloma Sánchez-Garnica, TVE ha estrenado La sonata del silencio, una historia protagonizada por Marta Etura, Eduardo Noriega y Daniel Grao, ambientada en el Madrid de 1946 en la que se relata la vida de una familia a través de varias generaciones de mujeres que quieren cambiar el mundo que les rodea.

La Catedral del mar es el otro bestseller, de Ildefonso Falcones, que se convertirá en serie. Aitor Luna y Michelle Jenner, como Arnau y Mar, protagonizan la producción de Atresmedia, junto a Diagonal, TV3 y Netflix, que verá la luz antes de junio de 2018.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información