Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Halcyon’: La realidad virtual llega a las series de televisión

El canal SyFy lanza una producción mezcla entre un policiaco tradicional y un videojuego

Hay que resolver un crimen. Un poderoso empresario ha sido asesinado misteriosamente en su hogar y dos detectives deben ponerse manos a la obra para descubrir quién lo ha cometido. Descrita así, Halcyon parece la enésima vuelta de tuerca al repetitivo procedimental policiaco, pero esto no es CSI. En esta serie del canal SyFy, un proyecto que experimenta con la realidad virtual en primera persona, el espectador —con ayuda de sus gafas especiales— es el encargado de esclarecer el suceso. ¿Podría ser este el primer crimen virtual de la historia?, pregunta su argumento.

"No podíamos avasallar al espectador con un Ciudadano Kane en realidad virtual. Teníamos que presentar un género familiar del que conocemos las reglas para que el espectador se sintiera cómodo", explicaba el director Benjamin Arfmann en la presentación de esta propuesta que el canal SyFy lanza el 22 de septiembre en televisión y en su web. Incluso la rueda de prensa, que reunía a periodista de EE UU, Portugal, Francia y España, se desarrolló en una sala virtual donde cada uno tenía un avatar personalizado mientras preguntaba por el micrófono adherido a las gafas Samsung Gear.

Dónde disfrutar de los episodios en realidad virtual

  • 12-22 de septiembre: Halcyon en Flagship Telefónica Madrid
  • 13-22 de septiembre: Halcyon en Flagship Telefónica Barcelona.
  • 14-22 de septiembre: Halcyon en Flagship Telefónica Valencia.
  • 22 de septiembre: Estreno en Syfy de los episodios convencionales, también disponibles en Syfy.es, y episodios de Realidad Virtual disponibles en Samsung Gear VR y Oculus Rift

La realidad virtual está dando sus primeros pasos y no es todavía algo accesible al bolsillo del público general, por lo que Halcyon es casi una prueba, un anticipo ante a lo que puede deparar el futuro. Pero que llegue al espectador de momento no es sencillo. La serie está compuesta por 10 episodios convencionales (que se emitirán en televisión). Entre ellos, se entremezclan, asimismo, cinco experiencias virtuales que se colgarán en la web de SyFy y sin las que no se entiende la historia completa. Ese es el momento cuando el espectador entra en juego. Ahora es él el que camina y mira a alrededor, como en un videojuego clásico, buscando pistas en la habitación del crimen. Si se acerca a un lugar en el que vea una huella sospechosa o unas gotas de sangre recibirá la aprovación de la detective Jules Dover (interpretada por Lisa Marcos) y Asha (Harveen Sandhu), su ayudante digital. Entonces, la trama seguirá adelante.

El argumento está también muy relacionado con esta nueva tecnología: en 2040, la técnica ha evolucionado y ya no se necesitan dispositivos, permitiendo a sus clientes acceder al mundo virtual a través de implantes neurológicos que alteran sus sentidos hasta sumergirlos en una realidad paralela. La muerte de Blake Creighton (Michael Therriault), el Consejero Delegado de la compañía líder en VR, previsiblemente asesinado, pone en marcha la investigación.

Algunos clientes prueban la experiencia.
Algunos clientes prueban la experiencia.

Las secuencias televisivas, de unos cuatro minutos cada una, son simples y cerradas, con pocos escenarios y mucho diálogo. Las de realidad virtual, por su parte, tienen unos gráficos sencillos y una temática lineal que no deja demasiado a la improvisación, pese a que la interacción vaya más allá de lo que crearon El Ministerio del Tiempo o Defiance con sus capítulos en realidad virtual. La experiencia transmedia no deja de ser, al fin y al cabo, un acercamiento primitivo a una técnica todavía no asentada. Solo podrán disfrutar de ellas los que tengan en su poder las gafas especiales del móvil Samsung Galaxy s7 o un aparato Oculus Rift. El resto se tendrá que conformar con los episodios clásicos (que no se acaban de entender sin el material digital) o acudiendo a los espacios que ha habilitado SyFy en Madrid, Barcelona o Valencia para su uso en vivo.

¿Habrá en el futuro series exclusivamente de realidad virtual o será flor de un día? Todo está por contar en este medio y, aunque de momento nada justifique su expansión, podría acabar calando en una audiencia que busca una experiencia narrativa más interactiva, cercana al videojuego. La televisión ya hizo pruebas antes, sin embargo, otras experiencias que no acabaron de cuajar. Ese es el caso, por ejemplo, del 3D (que probaron series como Chuck o Medium), que no pasó de ser un truco al que no podía acceder el público mayoritario. El futuro de su viabilidad está por decidir. De momento todo es ciencia-ficción.

Más información