Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reportajes para contar lo que no vemos

Jalis de la Serna estrena el programa de La Sexta 'Enviado especial'

Reportajes para contar lo que no vemos

Primero fue Encarcelados. Luego llegó En tierra hostil. Y ahora le toca el turno a Enviado especial. Jalis de la Serna regresa a La Sexta (martes 13, 22.30) con otra tanda de reportajes en los que pone el foco en realidades que nos afectan directamente. Como la pandemia de obesidad que amenaza nuestra salud. O las ciudades de China en las que se fabrican los objetos de consumo más demandados en Occidente. O la protección de nuestros datos en Internet. Incluso un futuro en el que la impresión 3D puede estar en nuestro día a día.

"Hemos estado en los cuatro continentes. Hemos evolucionado y mejorado nuestro trabajo y hemos logrado un programa valiente que es una radiografía de realidades que están ahí aunque a veces no las vemos", ha contado Jalis de la Serna en la presentación del programa en el FesTVal de Vitoria. "Nos acercamos a distintas partes del mundo para tomar conciencia de los problemas y trasladar las consecuencias de eso. Explicar cómo y por qué el mundo está cambiando tan vertiginosamente", relata el reportero.

Luz Aldama, productora ejecutiva del programa, describe Enviado especial como un "trabajo periodístico sin prejuicios que quiere conectar con los espectadores de forma amena y con mucha sustancia". "No pretendemos interpretar, la relevancia está en las preguntas que nos hacemos y las respuestas que obtenemos", añade Aldama.

Para ello, De la Serna viajará con la NASA a una misión para realizar el mayor estudio aéreo puesto en marcha sobre la Tierra y ver de primera mano cómo afecta el cambio climático al planeta. También se adentrará en Catar, un país capaz de levantar sobre el desierto el mayor evento deportivo del planeta, el Mundial de Fútbol que acogerá en 2022. O visitará la mayor feria de armas del mundo, en Las Vegas, donde comprueba que el terrorismo se ha convertido en la excusa perfecta para los acérrimos defensores de las armas. "Queríamos afrontar de manera directa problemas que nos afectan de forma global", remata Jalis de la Serna.