Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTRENO | 'THE GET DOWN'

‘The Get Down’, el nacimiento de una nación musical

Baz Luhrmann (‘Moulin Rouge’) se estrena en el mundo de las series adentrándose en el Nueva York de los 70 en el que se originó el rap

Tráiler de 'The Get Down'.

Avenida Sedwick número 150, en el cruce con la calle 181. El Bronx. En esa dirección exacta, el 11 de agosto de 1973, Kool Herc organizaba una reunión en su casa que pasaría a la historia de la música como la primera fiesta de hip hop, aunque esa mezcla de rock, pop, disco, jazz y blues tardaría aún años en ser conocido con ese nombre.

Lo llamaban “the get down”, “B-beats” y cualquier otra palabra que se le ocurriese a los grupos de amigos que se reunían en casas y callejones de uno de los barrios de Nueva York más afectados por la gran crisis de los años setenta del siglo pasado. Ese caldo de cultivo, de grafitis, vinilos y cassettes, origen de los raperos y los DJs, es en el que se mueven los protagonistas de The Get Down, debut en la pequeña pantalla del melómano y megalómano Baz Luhrmann, director de El gran Gatsby o Moulin Rouge, y cuyos primeros seis episodios estrena Netflix el 12 de agosto.

Luhrmann llevaba casi una década obsesionado con una pregunta. “¿Cómo de una ciudad que estaba en sus momentos más bajos, salvaje, fuera de control, pudo surgir algo completamente nuevo?”, explica en una habitación réplica de aquella en la que Kool Herc empezó todo, en el estudio de rodaje de Queens. “El Nueva York de los setenta era como el París de finales del siglo XIX, o el gran periodo de la ópera en Italia, ¿por qué estalló tanta creatividad en un mismo lugar en un mismo momento?”.

The Get Down es la historia del nacimiento del hip hop, pero sobre todo es la respuesta que buscaba Lurhmann al germen de aquella brillante creatividad. Los setenta en Nueva York fueron la época del disco de Fiebre del sábado noche, del glam rock y el punk de la malograda Vinyl; mientras en el sur de la isla de Manhattan surgían los Ramones, en el norte de la ciudad, descubrían sonidos en mesas de mezclas. Y es también una historia del paso a la madurez de su grupo protagonista interpretado por los casi desconocidos Shameik Moore y Justice Smith (la pareja principal), Skylan Brooks, TJ Brown y el más famosos de todos, Jaden Smith, el hijo de Will Smith, como el grafitero Dizzee.

El episodio piloto, de hora y media, arranca en un Madison Square Garden a rebosar de fans en el Nueva York de 1996, un rapero sale al escenario y canta la historia de su vida, cómo se convirtió en leyenda de la música en unas letras escritas por el rapero Nas. Es un flashback musical al Bronx de 1977, época en la que se desarrollará el resto de la serie, hasta 1979, justo el año en que Sugarhill Gang publicó su disco Rapper’s Delight, y el rap saltó de las calles del Bronx a las pistas de baile de medio mundo.

'The Get Down'.
'The Get Down'.

La recreación de todo aquel momento que ninguna serie había tratado aún ha sido una producción costosa y complicada. Según Variety, Luhrmann pasó de 80 millones de euros iniciales de presupuesto a 107. Por su despacho desfilaron varios showrunners, hasta que decidió tomar él mismo las riendas, respaldado por Netflix. Aunque sólo dirige el primer episodio, él y su mujer, la diseñadora de vestuario, Catherine Martin, estuvieron encima de cada capítulo. Es parte del toque Lurhmann, la obsesión con el detalle y la épica en un show que reúne todas sus pasiones: la música, el baile, el vestuario de (otra) época y el amor.

Pero, ¿qué sabía Baz Luhrmann de un momento de la historia reciente que vio desde un pueblo de Australia? Lo que vio en fotos, documentales y material de archivo, que intercala en la serie. Por eso se rodeó de un equipo de asesores, viejas glorias del hip hop que estaban ahí cuando nació, desde el mismo Kool Herc, a Grandmaster Flash, Nas o el periodista George Nelson. “Baz sabe mucho de movimiento y música. El hip hop fue una mezcla de muchas y sus películas son mezclas también”, dice Nelson. “No va a hacer Malas calles o Shaft, porque ya están hechas. Vamos a llevar todo esto a otro nivel visual y musicalmente”.

¿Qué es ‘the get down’?

"Es lo que nos pasaremos buscando toda la serie”, se ríe Shameik Moore (Dope), el DJ del grupo, llamado Shaolin por su afición a las películas de kung-fu, otro clásico de la época. “La serie va a ir contando quiénes eran estos chavales que revolucionaron la música y la cultura en general.

Sabemos lo que es el hip hop hoy, pero entonces se llamaba ‘the get down”. Un nombre que se inventó el principal asesor de la serie y quien ha enseñado a los cinco chavales a rapear y bailar como se hacía entonces, Grandmaster Flash (autobautizado así también por su amor al cine de artes marciales). “The get down es la parte más lenta de una grabación. Ahora le llaman break, cuando tocan menos músicos”, explica. El origen del rap.