Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baja la TDT, sube el pago

La televisión digital terrestre acapara el 80% del consumo mientras que las emisiones por cable, satélite e Internet suponen ya el 20%

Baja la TDT, sube el pago

Ver la televisión a través de Internet, un sistema bajo el protocolo IPTV, resulta una opción cada vez más frecuente en España. Los ordenadores portátiles, las tabletas y los móviles han impulsado en los últimos años una nueva forma de acceder a los contenidos audiovisuales. El resto lo han hecho las nuevas plataformas de distribución: Movistar TV, Vodafone-Ono, Orange TV, Jazztelia... Estos operadores sumaron en julio pasado el 6,6% del consumo (1,3 puntos más que hace un año), según el estudio de la consultora Barlovento Comunicación basado en datos de Kantar Media, la empresa encargada de la medición de audiencias. Las emisiones por cable (Ono, Euskaltel, Telecable) captaron el 10,7% y el satélite digital (Movistar+) registró el 2,2%.

En España, a diferencia de otros países europeos, la TDT (televisión digital terrestre) sigue siendo hegemónica. El mes pasado se anotó el 79,1% del consumo, mientras que las emisiones de pago llegaron al 20%. La TDT es gratis y tiene una cobertura casi total, mientras que por las plataformas de cable hay que pagar y en algunos casos su cobertura es territorialmente limitada.

La dura competencia ha provocado un descenso en los precios de la televisión por suscripción, a menudo integrada en ventajosas ofertas de las operadoras de telecomunicaciones. Las emisiones deportivas suponen, en la mayoría de las ocasiones, el motor de enganche. En ausencia del fútbol, en julio venció el Gran Premio de Alemania de motociclismo. Las series Los Simpson (Fox) y The Big Bang Theory (TNT) fueron ese mismo mes los títulos más vistos de los canales temáticos de pago. Este sistema de acceso a los contenidos tiene la ventaja de que se pueden seguir a cualquier hora.

Durante los últimos cuatro años el consumo de televisión por Internet se ha duplicado. En 2015, el 17% de los hogares españoles recibía las señales por esta tecnología, un porcentaje que apenas llegaba al 5% cuatro años antes.

‘Juego de tronos’ gana en diferido

La producción de la compañía estadounidense HBO Juego de tronos (Movistar Series) es el programa más visto en diferido. Durante el mes de julio, registró una audiencia media de 301.000 personas, según los datos de Barlovento Comunicación. Lucifer y La Embajada (series ambas de Antena 3) ocuparon las siguientes posiciones, con 222.000 y 210.000, respectivamente.

Las series, y especialmente aquellas cuyos capítulos no son autoconclusivos, encabezan la lista de visionado en diferido. Los seguidores de la telenovela El secreto de Puente Viejo (Antena 3) son quienes más recurren a esta modalidad.

El crecimiento del consumo de Internet se produce a costa de la TDT. La televisión llega también por satélite (15%) y cable (9%), según los datos del Satellite Monitor, un estudio que elabora desde hace más de dos décadas la Sociedad Europea de Satélites a través del cual se evalúan los niveles de recepción de la televisión según la tecnología usada en 38 países.

El principal caladero de la televisión por Internet son las áreas metropolitanas, debido a la mejora de las infraestructuras. En los grandes núcleos urbanos, la IPTV se dispara hasta el 21%, mientras la TDT cae al 56% y el cable se sitúa en el 10%. En las zonas rurales, domina la TDT (un 70%) y el satélite (18%), que se impone al cable (4%) debido a los elevados costes que supone para las compañías el tendido de redes con el fin de dar cobertura a las localidades con una escasa densidad de población.

España es uno de los países de la Unión Europea en los que la TDT tiene un tirón más fuerte. Este fenómeno va ligado a un mayor consumo en abierto. En los países analizados, la recepción de señales a través de la red terrestre supone el 27%, menos de la mitad que en España. En términos generales, en Europa se impone la televisión por satélite.

Sin embargo, España mantiene su apuesta por la TDT. Ya se han realizado pruebas para emitir en una modalidad de segunda generación, que mejora la nitidez de la imagen. Este sistema podría estar operativo en 2020. Será un cambio tecnológico más complejo que el abordado durante el encendido digital, ya que los expertos consideran que será necesario cambiar todo el parque de televisores.