Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Galiana: “Mi forma de vida difería mucho de la de Herminia”

La actriz encarna a la abuela de 'Cuéntame' y recuerda su vida en la época en la que transcurre la serie

María Galiana posa en el plató de 'Cuéntame cómo pasó'.
María Galiana posa en el plató de 'Cuéntame cómo pasó'.

María Galiana (Sevilla, 1935) es tajante cuando habla de su personaje en Cuéntame cómo pasó. "No me parezco en nada a Herminia". Lleva casi 15 años siendo la abuela más entrañable de la televisión nacional, pero la vida de Galiana no tiene nada que ver con la de la abnegada señora de pueblo que se trasladó con su familia a la capital buscando una vida mejor.

En los años 60, época en la que comienza la serie de TVE, "estaba recién casada y teniendo a mis hijos, pero trabajaba en la enseñanza", cuenta la  actriz. "Mi forma de vida difería mucho de la de Herminia, de la forma de vida de los Alcántara. Mi marido también era profesor en la universidad. Yo conducía y tenía una tata maravillosa que cuidaba de mis hijos", recuerda.

Afirma que su vida ni siquiera es comparable a la de su hija en la ficción, Mercedes, aunque con ella comparte la formación universitaria. "Comencé a estudiar Filosofía y Letras a los 19 años, con 23 tenía ya una carrera. Y de ninguna manera me planteé el matrimonio como ella se lo plantea", cuenta. Su marido tampoco se parecía a Antonio Alcántara. "Éramos dos personas independientes, y hacíamos cada uno lo que nos daba la gana, en el buen sentido de la palabra. A él le parecía maravilloso lo que a mi se me ocurría, incluso ya muy mayor, ser actriz". María Galiana siempre tuvo libertad. "Aguantar a un hombre como el que tiene Mercedes ni se me pasaba por la cabeza. No me hubiera casado con él. Esa es la diferencia, que o éramos iguales, o cada uno para su casa", bromea.

De Herminia, sin embargo, admira sus virtudes y la evolución que ha vivido en la serie. "Tiene una capacidad de comprensión y de tolerancia muy amplia, y eso es muy bonito. Denota una inteligencia natural". Con su personaje sí que comparte algunos valores. "Fui educada en los mismos principios que ella. Las dos tenemos un sentido de la moral muy intachable". E igual que ella antepone la familia a cualquier cosa. "Herminia tiene una necesidad muy fuerte de que en su casa haya paz, y yo reconozco que también la he tenido siempre".

Poco más tiene en común con su personaje. En su casa, estudiar era algo normal. Su madre trabajó toda la vida como secretaria. Reconoce que tuvo una suerte que no muchas mujeres tenían por aquel entonces. "Mi familia era bastante progresista y Sevilla también. En Andalucía hay los dos extremos, pero siempre sale a la luz la caverna. Aunque sean los menos".

Más información