Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El duopolio privado se afianza y TVE toca fondo

Atresmedia y Mediaset acapararon el 58% de la audiencia en 2015 y los canales públicos cayeron a mínimos históricos

Cristiano Ronaldo, en el partido entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid del 14 de abril de 2015, la emisión más vista del año.
Cristiano Ronaldo, en el partido entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid del 14 de abril de 2015, la emisión más vista del año. REUTERS

La televisión estuvo marcada en 2015 por la hegemonía de los dos grandes grupos privados, Mediaset y Atresmedia, que acapararon casi el 58% de la audiencia, y el hundimiento de los canales públicos, que en conjunto firmaron mínimos históricos. El dominio de las principales cadenas generalistas va en detrimento de las emisoras temáticas de TDT (televisión digital terrestre), un fenómeno que agudiza la tendencia a la “desfragmentación”, según la consultora Barlovento Comunicación, que constata un avance de la televisión de pago tras el lanzamiento de Movistar TV y el desembarco de Netflix, plataforma online que ofrece un amplio catálogo de contenidos.

El yugo del duopolio se deja sentir en el reparto de la audiencia. Los dos principales operadores se comportan como vasos comunicantes: si uno pierde telespectadores los recoge el otro. El mejor parado es Mediaset, que con sus seis marcas —Telecinco, Cuatro, FDF, Divinity, Energy y Boing— registra el 31% de cuota de pantalla, mientras las cinco señales de Atresmedia —Antena 3, La Sexta, Neox, Nova y Mega— absorben el 26,8%. Ambos concentran más de la mitad de la audiencia y se colocan a larga distancia de los grupos Vocento (3,4%) y Unidad Editorial (4,2%).

Pero donde realmente se percibe su dominio es a la hora de captar publicidad. Barlovento destaca que Mediaset y Atresmedia “reciben el 86% de la inversión publicitaria en televisión”, un porcentaje muy superior al que le correspondería por su cuota de pantalla.

Paralelamente al auge de la televisión privada se produce un retroceso de la pública. Para TVE-1, 2015 fue un año negro. El peor de toda su historia. Ha quedado por debajo de la barrera psicológica del 10%, algo que nunca había ocurrido en sus seis décadas de vida. TVE-1 apenas alcanzó el 9,8%, pese a tener en su parrilla las emisiones de mayor tirón de toda la temporada: la Liga de Campeones. De hecho, lo más visto del año fue el Atlético de Madrid-Real Madrid del 14 de abril, que logró la atención de 8.668.000 telespectadores y ganó claramente al Juventus-Real Madrid (8.143.000), el segundo partido más seguido. La tercera posición se la apunta la votación del Festival de Eurovisión —conquistó a unas 7.079.000 personas—, un certamen que, tras largos años de decadencia, ha recobrado aliento gracias al impulso de las redes sociales. El futuro de TVE no se presenta halagüeño si se tiene en cuenta que esta temporada se ha quedado fuera de juego en la Champions. A cambio, cuenta con éxitos inesperados como el del programa de Bertín Osborne.

TVE ha quedado por debajo del 10%, algo que nunca había ocurrido en sus seis décadas de vida

Sin embargo, lo que más preocupa en Prado del Rey son los resultados de los telediarios. Barlovento afirma que TVE “se aleja del liderazgo de los informativos”. Sumando la audiencia de los noticieros que se emiten simultáneamente por TVE-1 y Canal 24 Horas, Telecinco es líder destacado si se ponderan las ediciones de sobremesa y noche. Examinando la audiencia por emisiones, de lunes a viernes, Telecinco gana en la noche y TVE en la sobremesa, mientras que en el fin de semana Antena 3 se impone en la sobremesa y TVE vence en la noche.

También los entes autonómicos han cosechado el peor resultado de todos los tiempos. La Forta, organismo que agrupa a las televisiones públicas regionales, marca un 7,5%, y ofertas como las de Canal Sur, TV3, ETB-2 o TVG obtienen mínimos históricos. Pese a todo, la catalana TV3 conserva el liderazgo (12,5%), seguida de Aragón TV (10,4%) y de TVG (9,3%). Telemadrid se coloca en la parte baja de la tabla con el 4,1%.

Cuatro horas diarias ante la pantalla

El empuje de nuevas ventanas para ver contenidos audiovisuales (especialmente Internet) no hace mella en el consumo televisivo. Por término medio, cada español dedicó 234 minutos al día a ver los distintos canales en la modalidad “lineal”. A esas casi cuatro horas se suman tres minutos de visionado “en diferido”, con lo que la media diaria se eleva a 237 minutos.

Mujeres y personas mayores de 47 años pasan más tiempo ante la pantalla. Los castellano-leoneses y los valencianos son quienes más ven la televisión. Los que menos apego tienen al medio son madrileños y canarios.