Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Resucitados

'Les Revenants' revela que, si los muertos volvieran a la vida, estarían tan incómodos como nosotros. Y que acabarían siendo tratados como los refugiados en Hungría

Las hermanas Léna (Jenna Thiam) y Camille (Yara Pilartz), dos de los protagonistas de 'Les Revenants'
Las hermanas Léna (Jenna Thiam) y Camille (Yara Pilartz), dos de los protagonistas de 'Les Revenants'

Si usted también ha perdido a una persona querida, seguro que ha soñado con reencontrarse con ella. Pero si se la pusieran delante tal cual era, le pasaría como en Les Revenants: se quedaría bloqueado, incapaz de abrazarla o besarla, tendría miedo, dudaría de sí mismo, la escondería. El resucitado se sentiría igual de incómodo, como un intruso en vidas que seguían adelante sin él. Cuando los muertos revividos fueran demasiados, les tratarían como a los refugiados en Hungría. En el fondo todos desearían que descansaran en paz, ese derecho que le niegan a una pobre niña en Galicia.

Es un acierto de la serie francesa plantearnos un supuesto increíble sin indagar en las causas, sino en las consecuencias. La segunda temporada, que ha estrenado Canal + Series Xtra, enseña el escenario desastroso al que abocó el regreso de los difuntos. Por ahora esta ficción sortea el peligro que arruinó Perdidos tras un vibrante inicio: entrar en una espiral de sucesos misteriosos que no habrá forma de desenredar.

Les Revenants ha vuelto a contar con la pluma de Emmanuel Carrère, quien tuvo la idea y trabajó en los primeros capítulos. Pero al escritor le disgustó verse examinado por “unos chiquillos con barba de tres días”, de la edad de sus hijos, que “hacían muecas de hastío” ante sus textos. Lo dejó para embarcarse en el libro El Reino (Anagrama), una irreverente investigación de los inicios del cristianismo, cuando gente como Pablo y Lucas convencieron a tantos no solo de que Jesús había resucitado, sino que su vuelta era inminente para vencer a la muerte.

En el pueblo de Les Revenants, al principio de la historia, un policía —que ha pillado a su novia en la cama con su fallecido ex— pregunta al cura: “Si Jesús resucitó, ¿no pueden hacerlo otros?”. Y le choca oír que el sacerdote no entendía ese milagro en sentido literal. Dice Carrère que Les Revenants y El Reino tratan de lo mismo. Imprescindibles, provocadoras, fascinantes las dos obras.