Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agridulce final de 'Perdidos'

El final de la serie deja fríos a buena parte de los seguidores.- Un error humano empaña el subtitulado sincronizado, que ha permitido ver el desenlace de la ficción en España antes incluso que en EE UU

Partamos de la base de que lo que ha sucedido hoy con la emisión del final de Perdidos marca un antes y un después en la forma de ver televisión y también de emitirla. Gracias a Internet, que ha eliminado los obstáculos a la avidez de los fans, por primera vez en la historia miles de personas en 59 países han podido ver prácticamente al unísono el final de la serie más adictiva de los últimos tiempos. Las cadenas que la echan han tenido que ponerse las pilas para emitir el final lo más pegado posible a Estados Unidos, so pena de quedarse sin audiencia.

El final, sin embargo, ha sido doblemente agridulce. Primero, porque los problemas técnicos y un error humano han llevado a una emisión defectuosa en España. Segundo, porque el final no ha dejado satisfechos a muchos de los seguidores de la serie, que llevan seis años pendientes del destino de los pasajeros del vuelo Oceanic 815, que un buen día de 2004 partió de Sidney (Australia) y nunca llegó a su destino.

"Me he metido con el final de la serie, y me han dado un puñetazo", ha comentado un asistente al maratón de los cines Ideal de Madrid

En España, cambio horario mediante, los seguidores más entregados han tenido o bien que darse un madrugón o bien que trasnochar para poder formar parte de la comunidad global que, a estas horas, ya sabe el final de la serie (y que probablemente siga dándole vueltas). Los que no han podido hacerlo o han optado por ver el desenlace a una hora más decente, en estos momentos luchan porque nadie les desvele en un descuido un ápice del final.

En el canal de pago Fox , los dos episodios finales (el 17 y 18 de esta sexta y última temporada) se han emitido a la vez que en EE UU, a las 6.00, eso sí, sin subtítulos. Cuatro ha optado por retrasar los episodios media hora, el tiempo necesario para subtitularlos. En ambas emisiones ha habido problemas de coordinación.

En Fox, los primeros minutos han empezado a emitirse sin audio. En Cuatro, por un error humano, directamente no han podido verse seis minutos del penúltimo episodio. Además, los subtítulos aparecían cortados o a destiempo. Por momentos, incluso directamente no había subtítulos, informa Abel Grau. En Fox, la imagen en ocasiones se pixelaba. En Cuatro, se congelaba.

Quien aún no los haya visto o quien quiera hacerlo de nuevo, tiene varias opciones: Fox los emite mañana (23.15) en versión original subtitulada. Cuatro los subirá convenientemente subtitulados el jueves a Play Cuatro, en su web. Quien prefiera ver ambos episodios doblados al español , podrá hacerlo el domingo a partir de las 17.00 en Cuatro.

Una curiosidad de la emisión de hoy: debido a que ambas cadenas han emitido el episodio sin anuncios, los seguidores españoles han visto el final de la serie antes que los de algunas áreas de EE UU, donde la cadena ABC ha culminado la emisión a las 8.30 (hora española), una media hora más tarde que en España.

Reacciones

¿Y qué les ha parecido a los losties o fans de Lost (es decir, Perdidos) el final? A muchos, el desenlace de la década no les ha satisfecho. El final que tenía que resolver las incógnitas de la serie, que no son pocas, les ha dejado un regusto amargo. Esta mañana, a la salida de los cines Ideal de Madrid, escenario de uno de los maratones que se han preparado para celebrar tan esperado momento, los rostros de los espectadores desvelaban sensaciones encontradas.

Durante la emisión de los dos últimos episodios, en el cine se palpaba cierta tensión y nerviosismo. Durante el primero, ha habido palmas ante la reaparición de algunos de los personajes más míticos de la serie y también risas por algunos guiños de los creadores. Sin embargo, conforme se acercaba el final, los espectadores se han quedado petrificados en las butacas, rumiando lo que estaban viendo.

"Yo todavía no sé qué pensar". "Menuda estafa, no me ha gustado nada". "He llorado y todo, son seis años viendo Lost y me ha encantado". Estos eran algunos de los comentarios de los entregados espectadores, muchos de los cuales han pasado la noche en blanco y no pensaban acostarse. Uno de los asistentes ha abandonado el cine con un ojo rojo. "Me he metido con el final de la serie, y me han dado un puñetazo", ha comentado.

Contentos o no, ya se ha acabado. La emisión de hoy pone fin a 121 episodios de claves, emociones, muertes trágicas, pasiones, humor, guiños a La guerra de las galaxias, pistas filosóficas y desvelos místicos. Ahora llega la hora de los análisis, las críticas y las loas. Al igual que a los actores, a los seguidores les toca pasar página y sacar a Perdidos de sus vidas.

Eso del lado del espectáculo. Del lado técnico, queda por ver qué audiencia le habrá reportado la experiencia a las cadenas que se han apuntado al reto de esta emisión conjunta, que ha sido en parte defectuosa, pero que quizá marque una nueva senda en las reglas de juego de las emisiones televisivas. Que en España se haya visto el final de una serie de este calibre media hora antes que en algunas áreas de EE UU es algo que no había pasado antes.