Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La resurrección de ‘Les Revenants’

La esperada segunda entrega de la ficción francesa llega a Canal + Series Xtra

El joven actor Swann Nambotin, Víctor en la serie 'Les Revenants'
El joven actor Swann Nambotin, Víctor en la serie 'Les Revenants'

Más que de una segunda temporada, los creadores de la serie revelación francesa Les Revenants prefieren hablar de un segundo capítulo. Servirá como cierre parcial al fascinante viaje emprendido por esta producción fantástica e intimista, en la que los muertos regresan años después de su fallecimiento sin recordar lo que les ha ocurrido.

Tres años después de su arranque, Canal + Francia estrena esta noche los nuevos capítulos de esta ficción, aplaudida por la crítica y distribuida en decenas de países, que llegarán el martes  (0.30) a España de la mano de Canal + Series Xtra (en dual, el próximo 1 de octubre a las 22.30).

Los protagonistas buscan ahora reglas, dar una coherencia a ese universo fantástico, onírico y simbólico que Fabrice Gobert y su equipo han dibujado con acierto a lo largo de los ocho episodios de la primera temporada.

Un intrigante ingeniero

En esa búsqueda de sentido cobra relevancia un nuevo personaje: el actor Laurent Lucas da vida al intrigante Berg, encargado de investigar la inundación de parte del innominado pueblo de los Alpes en el que transcurre la trama. “Es un ingeniero que reemplaza al anterior, pero que no se limita a preguntar solo sobre la presa”, avanza Lucas. “Se va revelando poco a poco en cada capítulo”.

Sin perder su dosis de misterio, alimentada por nuevos personajes como este y más revelaciones en forma de flashbacks, Gobert ha querido seguir explorando las relaciones filiales y personales que llevan la carga dramática del relato. “La muerte nunca ha sido el tema principal de Les Revenants”, recordó el autor y realizador durante la presentación de la segunda temporada en París. “Trata de la vida, de las relaciones, del amor. En esta segunda entrega nos centramos más en las relaciones entre padres e hijos”, añadió.

El guion cuenta de nuevo con aportaciones del escritor Emmanuel Carrère y con la envolvente banda sonora de Mogwai, que adquiere tonalidades algo más dramáticas que en la primera parte. Destaca otra vez una magistral fotografía, con tintes a lo David Lynch, para la que Gobert se ha inspirado en un amplio abanico de referencias, desde las ilustraciones de Gustave Doré hasta el videoarte poético de Bill Viola.

El ambiente se torna más oscuro. “La primera temporada se centraba en el miedo al extranjero”, opina Anne Consigny, uno de los rostros más conocidos de la serie, que encarna a Claire, madre de la adolescente fallecida y regresada Camille (interpretada por Yara Pilartz). “En esta, ahonda en los miedos interiores que pueden llegar a destruirte”.

Son las historias propias de los personajes y su exploración psicológica, respalda por un excelente reparto, las que han conducido la trama hacia esta nueva entrega. Pero, al final del camino, ¿volverán los muertos de las inundaciones para vengarse, como predice la señora Costa en uno de los capítulos? ¿O “lo que está por venir será maravilloso”, como asegura con tono mesiánico Pierre, el responsable, con pasado turbio, del refugio de la localidad? “Solo os puedo decir que avanzamos hacia la luz”, concluye el actor Frédéric Pierrot, quien interpreta a Jérôme, el padre de Camille.

Un producto artesanal

“Hemos encarado la segunda temporada con la idea de hacer lo que teníamos en mente. No hemos pensado solo en lo que había funcionado, ni hemos añadido ninguna presión adicional”, asegura Fabrice Gobert, el creador de la serie, respecto a las enormes expectativas creadas por el éxito de la primera entrega.

El equipo se ha tomado su tiempo (tres años entre ambas temporadas) para abordar el nuevo guion y ultimar el rodaje. “Hemos tardado un poco más de lo previsto”, concede. Con un presupuesto de 13 millones de euros para esta parte, el equipo ha mantenido una producción que califica de artesanal.

Más información