CRÍTICA / LIBROS

Mujeres extraterrestres

'Beat Attitude' rescata las intensas voces poéticas de una decena de mujeres que hicieron la revolución y el amor

Claro que hubo mujeres beat. Gracias a libros como éste, que recoge poemas de 10 de ellas, nos vamos enterando, las vamos escuchando. Vivieron y viven a la sombra de sus compañeros varones, pero no tienen nada que envidiarles. Son intensas, escriben muy bien, no tienen complejos, hacen la revolución y el amor, no se dejan tiranizar y, cuando toca, se van con la música a otra parte. Hablan de la menstruación (Diane di Prima se queja de que en esos momentos su amigo se desentiende de ella; Anne Waldman, sin embargo, advierte a los hombres para que no la toquen cuando “las palabras bajan hasta el vientre”), de bebés (a uno aún no nacido le promete Diane di Prima enseñarle a amar, hay otro que vomita en un bus de Hettie Jones, a un tercero Joanne Kyger amenaza con quemarlo para hacerlo más real), del sexo (“te amo / tu polla en mi mano / se agita como un pájaro”, escribe Lenore Kandel, a lo que parece replicar Elise Cowen: “Quiero un coño de placer dorado más puro que la heroína”, y corregir a ambas Mary Norbert Körte cuando aconseja “aparearnos con el sol”), de mitos (que “son ciertos” para Ruth Weiss, la cual renunció a las mayúsculas como crítica a su idioma materno, el alemán, y que les lleva a hablar de Ishtar, Eros y Psique, Afrodita, Kali o Perséfone). También aparece con frecuencia ese ángel tutelar hermafrodita que fue Allen Ginsberg: como amante de Cowen (que se suicidó con menos de 30 años y cuyos padres quemaron buena parte de sus manuscritos por contener referencias a su lesbianismo y su adicción a las drogas), en un poema de Norbert Körte (monja y luego activista, y tan cercana a Gary Snyder en su devoción por la naturaleza y la oración y el amor a los ciervos) titulado ‘Eddie Mae la cocinera sueña que la hermana Mary se fuga con Allen Ginsberg’, y en otro de Waldman en el que recrimina a su famoso y genial amigo por ser “tan convencional”, por no sentarse bien, por ser un “sabelotodo” o por su avidez “de tierna carne de muchacho”.

Beat Attitude es un libro que sobrecoge, emociona y da rabia: porque cómo es posible que seamos casi todos expertos en autores beats y se nos hayan pasado por alto estas mujeres, cómo decirlo, extraterrestres.

Beat Attitude. Varios autores. Traducción, selección y prólogo de Annalisa Marí Pegrum. Bartleby Editores. Madrid, 2015. 204 páginas. 15 euros.

Más información
Los ‘beat’ y la esperanza salvaje
Algo más que una alucinación psicodélica
La filosofía de la Generación Beat, por Jack Kerouac

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS