Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La herencia del monarca

‘Carlos, Rey Emperador’ permite a TVE seguir explotando el filón de las ficciones históricas

Carlos, Rey Emperador
Imagen del primer capítulo de 'Carlos, Rey Emperador'.

“Estamos orgullosos de que los espectadores puedan conocer nuestra historia a través de nuestras series”. Lo decía Fernando López Puig, director de Cine y Ficción de TVE en el FesTVal de Vitoria en la presentación de Carlos, Rey Emperador, serie que emite La 1 los lunes a las 22.00 y que la semana pasada, en su estreno, congregó a 2.783.000 espectadores. El éxito de Isabel animó a la cadena pública a seguir repasando la historia de España en sus ficciones. La siguiente parada ha llegado con el nieto de los Reyes Católicos. Y ya se empieza a estudiar la posibilidad de seguir con Felipe II, aunque de momento no es más que un proyecto.

Carlos de Habsburgo, I de España y V de Alemania, tiene en la pequeña pantalla el rostro de Álvaro Cervantes. Un rostro que irá evolucionando a lo largo de los 17 capítulos de la única temporada de la serie que arrancó con la llegada del rey a Castilla cuando solo tenía 17 años y terminará con su muerte en el monasterio de Yuste a los 58. “Me encabezoné en cambiar físicamente como cambió él”, cuenta el actor, que insistió en cortarse el pelo cuando Carlos V lo hace para intentar emular a los emperadores romanos. O adelgazar unos 12 kilos para lograr el aspecto enjuto que tenía el rey.

Meterse en el papel de un personaje como Carlos V no es sencillo. Y más sin tener muchos más referentes de él que algunos retratos y la información de los libros. Por eso, Álvaro Cervantes decidió ir a Gante y a Malinas para conocer el entorno en el que se crió. “Además, pensé en alguien que se pudiera asemejar a la figura de un emperador hoy en día y pensé que un equivalente a nivel de poder y de imperio podía ser Steve Jobs. Me puse a ver vídeos suyos para ver cómo se mueve alguien que tiene tanto en la cabeza”, dice el actor.

La herencia del monarca

Pero la serie no solo se centra en la figura de Carlos V, sino también en otros personajes que estuvieron relacionados con él. “Pensábamos que era un personaje que no se podía contar solo, sino que había que ir a diferentes universos”, explica el director Oriol Ferrer. El guionista José Luis Martín (responsable también de las dos últimas temporadas de Isabel) ahonda en eso. “A diferencia de Isabel, no se sigue a un personaje y los demás están en función de su relación con él”. Por eso, en su serie Carlos comparte protagonismo con personajes como Hernán Cortés o Francisco I de Francia.

Isabel de Portugal, esposa de Carlos V, tendrá el rostro de Blanca Suárez en la que ha sido la primera experiencia de la actriz en una ficción de época. “Busqué en enciclopedias, Internet… pero hay una gran parte del personaje que tienes que inventar”, explica sobre la preparación de su papel. “Fue cómplice en todas las decisiones que tuvo Carlos y ejerció como regente cuando él tenía que salir”, añade sobre Isabel de Portugal.

El rodaje de Carlos, Rey Emperador ha hecho mella en los intérpretes. El actor José Luis García Pérez, que da vida a Hernán Cortés, hizo el viaje de su personaje tras terminar la grabación de la serie. Blanca Suárez se guardó el primer boceto del primer vestido de Isabel de Portugal y la recreación de unos pendientes de la emperatriz. Y Álvaro Cervantes conserva el anillo imperial que Carlos V usa en la serie, que el intérprete todavía luce en ocasiones en su dedo. Unos personajes y una historia que han dejado huella en sus protagonistas y que ahora buscan hacer lo mismo en los espectadores.

Comparación y diferencia

“Quien piense que va a ver la cuarta temporada de Isabel se va a llevar un chasco”, decía José Luis Martín, guionista de Carlos, Rey Emperador, en la presentación. Aunque las comparaciones son inevitables, el equipo de la serie intenta dejar claro que son ficciones diferentes. Los protagonistas son conscientes de que su trabajo se comparará con el de Michelle Jenner y Rodolfo Sancho como Isabel y Fernando. “Michelle lo hizo estupendamente y la serie tuvo muchísimo reconocimiento. Hemos intentado dejar un espacio, incluso técnicamente. La luz y los colores no son los mismos, incluso el tono y los diálogos cambian”, explica Blanca Suárez.

Más información