Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN POCAS PALABRAS

“Fantaseo más con la literatura que con el cine ”

José Luis Rebordinos (Rentería, 1961) es director del Festival de Cine de San Sebastián desde enero de 2011

José Luis Rebordinos.
José Luis Rebordinos.

—¿Cuantas películas ha visto este año?

—Calculo que unas 300, muy por debajo de las que me ven mis compañeros del comité de selección, que están entre 600 y 800 títulos cada uno.

—¿Consigue disfrutarlas?

—Muchas de ellas sí. Normalmente me hacen una preselección, con lo que la mayor parte de las películas que veo tienen garantizado un cierto interés.

—¿Tiene tiempo de leer libros?

—Sí, sobre todo de octubre a febrero. Es algo que intento no dejar de hacer. Me gusta la literatura tanto como el cine.

—¿Qué descubre en la literatura que no encuentra en el cine?

—La literatura permite poner más cosas de tu parte. A una historia contada con palabras uno le va añadiendo caras, espacios, algo que el cine te lo da hecho. La literatura te permite fantasear más que el cine.

—¿Qué fue lo que le llevó al cine?

—Supongo que cuando era un adolescente encontré en el cine, al igual que en la literatura, un buen compañero que aliviara mi soledad. Esa soledad que se siente en esa época de la vida, incluso cuando estás muy bien acompañado.

—¿Qué películas le han marcado su vida?

—Muchas. Según el día que me lo pregunten, probablemente me acordaría de títulos diferentes. Nunca olvidaré el día en que siendo prácticamente niño vi El séptimo sello, de Ingmar Bergman. Me dio mucho miedo, pero también descubrí que el cine podía ir mucho mas allá del puro entretenimiento. También me impresionó mucho El silencio, también de Bergman, que me mostró que la sexualidad puede ir por caminos muy diferentes a los que la sociedad española de aquel momento nos intentaba imponer. O Mi vecino Totoro, de Hayao Miyazaki, para mí una de las mejores películas de la historia. Y muchas más…Gertrud, de Carl Theodor Dreyer; Los sobornados, de Fritz Lang…

—Cree que son justas las quejas de los cineastas españoles?

—Creo que como director del Festival de San Sebastián no me corresponde dar mi opinión.

—Dicen que la crisis alimenta la creatividad. ¿Es eso justo?

—Puede que de alguna manera lo haga, pero esa frase de que con poco dinero y mucha imaginación se consigue más me parece una trampa.

Más información