Nacho Duato: “Me gustaría volver a la Compañía Nacional de Danza”

El coreógrafo dice tener la puerta abierta en España y que terminará de dirigir en Berlín

Nacho Duato.
Nacho Duato.Samuel Sanchez

El coreógrafo y bailarín Nacho Duato (Valencia, 1957) se fue de la Compañía Nacional de Danza (CND) hace cinco años, en 2010. Ahora regresa a España por la puerta grande, en el Teatro Real, con tres representaciones: el clásico renovado de La Bella Durmiente del 4 al 6 de septiembre y otras dos producciones compuestas por él mismo y Marco Goecke los próximos martes y miércoles. Se fue, pero ahora tiene la puerta abierta: “Me gustaría volver a colaborar con la Compañía Nacional de Danza. No fue fácil llevarme mi trabajo fuera”, reconoció durante la presentación de su obra en el Teatro Real.

Más información
Reconversión de Duato
Duato: “El ballet español se ve como el desierto del Sáhara”

A medio camino entre el ballet clásico y la danza contemporánea, La Bella Durmiente, producida por el Staatsballett Berlin y con música de Chaikovski, es una versión renovada del cuento: “Es mucho más ligera, menos pesada”. El coreógrafo quiere desempolvar la obra, “quitarle el tutú”, y acercar el ballet a los jóvenes. Por ese motivo, el Real ofrece entradas a precios especiales, con un 90% y un 60% de descuento para los menores de 30 y de 35 años, respectivamente.

El exbailarín fue nombrado en el año 2013 director del Staatsballett de Berlin, con el que tiene contrato hasta 2017. Después se retirará de la dirección, pero confiesa que tiene en torno a siete producciones coreográficas que le permitirían seguir ejerciendo su profesión. “Tengo trabajo hasta que me canse”, comentó tras negar que vaya a jubilarse.

Pulpo y bacalao

Preguntado por su conexión con España, el coreógrafo contestó: “Me siento más cercano tomando pulpo en Suiza que tomando bacalao al pil-pil en Bilbao”. Sin embargo, matizó que se siente orgulloso por “haber llevado la bandera española por el mundo”.

Duato se mostró encantado de presentar en España al país su coreografía con el Staadstballett de Berlín. “Me invitaron a salir porque no hacía clásico, pero es que se necesita una infraestructura que no se tiene aquí”, apostilló.

Ahora, La Bella durmiente llega al Real tras la buena acogida que ha tenido en San Petesburgo y Berlín con la dirección musical de Pedro Alcalde.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS