Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carpantas

TVE ha decidido potenciar el síndrome Carpanta con 'Cocineros al volante', 'El chef del mar' y 'Un país para comérselo', tres horas para asistir, sin catarlo, a un festín gastronómico

Carpantas

Los martes, y a partir de las 22.30, Televisión Española ha decidido potenciar el síndrome Carpanta con Cocineros al volante, El chef del mar y la reposición de Un país para comérselo, tres horas seguidas en las que el telespectador asistirá, sin catarlo, a un festín gastronómico en el que todo el mundo dispone de los manjares sin pasar por caja, cocinan entre gritos y, con permiso de Artur Mas, parecen haber conseguido el ideal catalanista de Francesc Pujols del “tot pagat”.

Claro que siempre hay finos analistas de la sociedad que cuestionan lo que para otros es evidente. Joaquín Leguina, sin ir más lejos, tuvo a bien declarar en laSexta noche que desconfiaba de los datos de pobreza que señalan diversas ONG, si bien es verdad que su argumentación era bastante ramplona: “Si yo me dedico, y me dedico por, digamos, humanidad o porque tengo esa vocación, a cuidar pobres, me interesa que haya muchos pobres. Porque si no hubiera pobres, ¿a qué me dedicaba?”. En honor a la verdad hay que afirmar que la cadena emitió esas declaraciones a las dos de la madrugada, una hora en la que incluso los miembros del inútil Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, del que forma parte, están dormidos.

Dicho de otra manera: hay mucho Carpanta inflado, y en eso coincide con otro miembro del ya citado Consejo Consultivo comunitario, Ignacio González, que consideraba que el único problema nutricional de los niños madrileños era la obesidad infantil. Añádanle que también forma parte del selecto grupo Ruiz-Gallardón, del que los madrileños han recibido una herencia de la que se van a acordar durante varias generaciones, y ya solo falta que Televisión Española filme en vivo y en directo una sesión del Consejo: podría competir con El club de la comedia o Sopa de gansos.