Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vida de Madame de Staël

Una nueva biografía rescata a Germaine Necker, gran figura de la Europa romántica que brilló en los círculos ilustrados

Vida de Madame de Staël

Es infrecuente la aparición de biografías serias sobre figuras intelectuales de más allá de nuestras fronteras. Así que me parece justo resaltar el atractivo de esta investigación extensa y rigurosa sobre la figura y obra de Madame de Staël; según el subtítulo, “un retrato apasionado de la madre espiritual de la Europa moderna”.

No sé si tal elogio parecerá excesivo, pero es innegable que Germaine Necker, más conocida por el apellido de su primer marido como Madame de Staël, fue una figura estelar, intelectual, a la par que novelista, famosísima por su vida y su obra en toda la Europa romántica. Hija del gran economista Jacques Necker, ministro de Luis XVI y figura clave en los inicios de la Revolución Francesa, brilló desde su adolescencia en los círculos ilustrados del París revolucionario y luego en su exilio suizo y en sus viajes por Europa. Nacida en 1766 y muerta en 1817, destacó por sus ideas políticas y sus ensayos: tanto sus novelas sentimentales de corte feminista y aire prerromántico (Delphine y Corinne) como sus dos extensas obras de crítica cultural y comparatista (De la littérature y De l’Allemagne) lograron pronta y asombrosa difusión en Europa.

Tanto su notorio prestigio intelectual como su tenaz inquina a Napoleón, que la mantuvo exiliada y perseguida, caracterizan la vida de esta dama, tremendamente enamoradiza. Xavier Roca-Ferrer atiende a uno y otro aspecto con una admirable precisión, y esmera su agudeza crítica tanto en el análisis literario como en las pesquisas de las relaciones amorosas volubles y apasionadas. Resulta excelente el análisis de las ideas y el resumen crítico de Sobre Alemania (con tres tomos y 1.500 páginas), en relación con el contexto de época y de las influencias recibidas (de W. Schlegel, B. Constant, Goethe y otros). Madame de Staël trató a los grandes autores de su tiempo y fue admirada por muchos. Admirable es la minuciosa crónica de los amores y “amistades peligrosas” que nuestra apasionada dama mantuvo, gracias al estilo ameno y crítico de Roca-Ferrer. Es ese ágil y punzante estilo lo que ameniza la lista larga de juegos de amor y azar. Germaine destacaba más por sus pintorescos tocados con plumas que por su belleza, pero sobre todo por su fulgurante conversación, digna de los mejores salones de la época.

Si pudo ver el ocaso de su gran enemigo Napoleón y logró incontables aplausos por sus escritos, hubo en su vida muchos ratos tristes y mucha quejumbre. “Su propio dolor llegó a aburrirla”, según B. Constant. Es una de esas frases que Roca-Ferrer, buen colector de las máximas de moralistas franceses, introduce con gran tino. Insisto: su estilo es un indudable mérito de esta biografía “social”. Dice, por ejemplo, sobre el orgullo del último Napoleón: “Es probable que aquel semidiós emperifollado con cara de pepona que Ingres había inmortalizado en 1806 acabara sufriendo un ataque de vértigo de altura” (página 277). He aquí un fresco que retrata una época trágica: la que avanza de la Revolución a la ruina del imperio napoleónico, de la Ilustración al Romanticismo, enfocada a través de la vida y las obras de la mujer más famosa de ese tiempo.

Su autor ha manejado con soltura ejemplar una inmensa información, y lo ha hecho con rigor y espléndida elegancia. (La nota bibliográfica no recoge ningún libro español, es excelente. Habría podido añadir, creo, el interesante libro de María Luisa Sánchez-Mejía, de 1992, sobre Benjamín Constant, una de las figuras más volubles e inquietantes del relato).

Madame de Staël, la baronesa de la libertad. Xavier Roca-Ferrer. Berenice. Córdoba, 2015. 510 páginas. 24,95 euros.

Más información