Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo contra reloj entre las rejas de Cruz del Sur

Visitamos el rodaje de la serie ‘Vis a vis’, que encara la recta final de su primera temporada

La actriz Najwa Nimri ensaya una secuencia de la serie 'Vis a vis'.

Una nave de un polígono industrial de Colmenar Viejo (Madrid) se ha convertido desde hace unos meses en la cárcel Cruz del Sur, el centro penitenciario en el que se desarrolla la acción de Vis a vis. La serie de Antena 3, que esta noche emite su octavo capítulo, graba en su interior —y contra reloj— los últimos episodios de la primera temporada de un thriller que no da respiro a los espectadores ni a su equipo artístico y técnico.

Mientras que en la galería de la prisión se ensaya una escena de acción del capítulo nueve, en el que están trabajando el día en el que EL PAÍS visita el rodaje, en los camerinos, las actrices Najwa Nimri, Alba Flores, Berta Vázquez y otros miembros del reparto comentan en el habitáculo de la primera las escenas en las que están inmersas. “Se respira una atmósfera muy creativa. Estamos todos al pie del cañón y participamos en la creación de las escenas”, explica Alba Flores.

La tensión que se ve en la pantalla se traslada al trabajo diario del equipo, y tanta intensidad termina haciendo mella. “He tenido dos días que me llevo para siempre, de una intensidad que recuerdo de mis primeras películas. Supongo que no podríamos mantenernos así un año entero, porque empezaríamos a caer como moscas. Es un ritmo tremendo. Aunque me gusta, porque soy muy kamikaze en ese aspecto”, confiesa Najwa Nimri en un descanso. "Es mi primera incursión en la televisión, y la dinámica me está encantando. Dos de estos días han sido muy duros, de mucho trabajo, hemos tenido que hacer cosas muy complicadas en poco tiempo", añade la actriz y cantante.

No es la única para la que Vis a vis significa su primera experiencia televisiva. Berta Vázquez, que da vida a Rizos en la ficción, también debuta en el medio con esta serie. "Está siendo bastante complicado por la falta de tiempo para descansar, reflexionar, estudiar... Tenemos que pegarnos mucho a los directores y confirmar en ellos. El cansancio se acumula y como es tan intenso, más hacia el final de la temporada, cuesta mucho mantener esa tensión", explica.

Alba Flores, Jesús Colmenar y Roberto Enríquez, durante el rodaje de la serie.
Alba Flores, Jesús Colmenar y Roberto Enríquez, durante el rodaje de la serie.

Uno de los aspectos más cuidados de esta producción de Globomedia es su fotografía e iluminación. “En las series españolas se ha pecado de un exceso de ingenuidad a la hora de plantear la iluminación. Aquí la luz busca siempre una justificación, que tenga una fuente y una dirección justificada”, precisa Miguel Amoedo, director de fotografía, justo antes de ser requerido para controlar que todo esté perfecto en una secuencia. "Este formato de serie lo he intentado llevar adelante en varias ocasiones pero creo que ahora tanto el público como las televisiones estaban preparadas para recibir algo así", añade.

Antes de cada toma, tanto Amoedo como Jesús Colmenar, director del capítulo nueve, supervisan y dan indicaciones sobre los movimientos de las cámaras o de los personajes. “Desde el principio, nos planteamos que la serie tenía que ser cinematográfica”, indica el realizador.

Contar con una iluminación tan especial, que depende en buena parte de la luz natural, hace que en el día a día se puedan sufrir contratiempos, como que una jornada soleada se nuble y afecte a la iluminación de una toma. “Son horas de trabajo; tiene que estar todo planificado al milímetro. El resultado es que no tenemos tanto material en posproducción como en otras series, porque los planos los tienes pensados de antemano”, relata Álex Pina, el productor ejecutivo.

Un momento de la grabación de 'Vis a vis'.
Un momento de la grabación de 'Vis a vis'.

El rodaje continúa sin descanso, a un ritmo de unos nueve días de grabación por episodio y con poco margen respecto a la emisión. “Como vamos tan pegados, hemos tenido que correr mucho; estamos rodando muy deprisa. Pero tenemos una exigencia técnica y actoral que jamás hemos bajado”, en palabras de Jesús Colmenar.

Mientras, en la galería parece estar ocurriendo algo muy grave que requiere la presencia de los geos. El trabajo y la acción no se toman un respiro ni en Cruz del Sur. Ni en Vis a vis.

Mucho más que un plató

Uno de los aspectos en los que coinciden los actores de Vis a vis es en lo que aporta a su trabajo un plató como aquel en el que se graba la serie. “Es una maravilla. Cuando vas a un plató y todo es cartón piedra, se nota. Aquí todo es hierro, madera, todo pesa... Como actor, es un lujo, y para encontrar el personaje es más fácil”, explica Alberto Velasco, Palacios en la ficción.

Berta Vázquez, que da vida a Rizos, coincide con su compañero. “El plató es una parte muy importante. No es un decorado, es una construcción. Cuando entras, con solo echar un vistazo alrededor te metes en situación”, explica la intérprete.

Más información