Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chicote no viajó a Tailandia

El periodista Luis Garrido-Julve recoge en su blog que algunas imágenes del especial 'El precio de los alimentos' fueron falseadas y no estaban grabadas por el televisivo cocinero

Alberto Chicote

El famoso cocinero de Pesadilla en la cocina, Alberto Chicote, estrenó el pasado 29 de marzo un programa especial, El precio de los alimentos, en el que se intentaba mostrar lo que hay detrás del importe de lo que más consumimos. Un viaje por el mundo que empezaba en casa, la calle o el mercado y acababa en el punto de origen de la elaboración de los productos básicos de la cesta de la compra. Hasta aquí, sin entrar en calificar el programa, todo normal.

Pero durante el fin de semana por las redes sociales, en las que es habitual la presencia de un personaje como Chicote, empezó a difundirse la posibilidad que algunas escenas del reportaje, concretamente en el viaje a Tailandia, no las grabara realmente el cocinero. El periodista Luis Garrido-Julve cuenta en su blog que hace algo menos de un año contactaron desde Antena 3 con él para realizar un trabajo para Equipo de investigación en La Sexta. Según el periodista “necesitaban un par de vídeos en Tailandia para un programa especial que trataría sobre los alimentos básicos en el mundo”. Después de un proceso de realización que considera “confuso y escaso en información” y de pagarle “lo prometido”, no le informaron de lo que harían con su trabajo.

La sorpresa vino cuando un amigo le comentó que había visto “un vídeo sospechoso en el último programa de Chicote”. “En la pantalla, Chicote hablaba de Tailandia en un aeropuerto y simulaba embarcar en un avión. Las escenas mostraban al hombre viajando, durmiendo en el trayecto y diciendo adiós a las azafatas al aterrizar, supuestamente, en Bangkok. Azafatas de Iberia, ¿desde cuándo vuela la aerolínea española al Sureste Asiático?”, comenta Garrido-Julve. También pudo constatar que nada más salir Chicote del avión, el programa saltaba a una edición de sus imágenes, con “Chicote hablando en primera persona como si él fuese quien estuvo allí. Pero no, él no era el que se paseaba por allá. Era yo, aunque editasen a su manera lo que yo grabé -en su derecho están- y eligiesen los peores y más movidos planos”.

Tras el revuelo en las redes sociales, el propio Chicote ha dado a través de su cuenta de Twitter su versión de lo ocurrido. El cocinero explica que “la dirección estimó que mi presencia no era necesaria en todas las localizaciones y que no afectaban al resultado final de lo que el reportaje quería contar”. Además, asevera que “aunque estoy seguro de que la intención de quién usó ese recurso al editar el programa no era la que habéis percibido, solo puedo deciros que tomaremos nota de vuestras críticas”. Atresmedia, por su parte, ha confirmado la versión de Garrido-Julvey  y lo justifica como un "recurso narrativo, utilizado a veces en televisión en edición y montaje".

Más información