Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laura Pausini: “No soy una estratega”

La cantante italiana, ‘coach’ de la ‘La voz’, habla sobre su experiencia en el programa

Laura Pausini, La voz
Laura Pausini en su sillón de 'coach' de 'La voz'

“Yo nunca había soñado con ser conocida”, comenta con modestia Laura Pausini (1974, Solarolo, Italia) recordando sus inicios en la música. Sin embargo, en sus casi 22 años de carrera, la artista italiana ha vendido unos 70 millones de discos en todo el mundo, ha cantado en cinco idiomas y ha cosechado los principales premios a los que un músico pop puede aspirar. Para celebrar estas dos décadas de trayectoria Pausini se encuentra inmersa en una gira de dos años que concluirá este verano en Marbella y con un disco recopilatorio que acaba de salir a la venta en España. Además, la italiana es uno de los coaches de la tercera edición de La voz española, que Telecinco emite la noche de los miércoles.

Aunque Pausini ya había participado en la versión mexicana de un programa que asegura que le divierte mucho y que le encanta, su incorporación a la versión española junto a Alejandro Sanz ha sido todo un revulsivo para el formato, donde la cantante ha destacado por su interés por la persona que hay detrás de las voces que oía en las audiciones a ciegas… y por insistir en querer conocer los signos zodiacales de los participantes. “Escuchas voces sin ver el físico así que, si te gusta, es porque la voz te ha llegado”, confiesa en un castellano ágil con marcado acento italiano en una entrevista telefónica con EL PAÍS.

Además de las voces, en el programa de Telecinco también juega un papel muy importante la relación entre los coaches, un cuarteto que, junto a Pausini y Sanz, completan Antonio Orozco y Malú (la única que ha formado parte del programa desde su estreno en España). Sanz era el único de los tres al que Pausini conocía previamente. Ambos habían unido sus voces para grabar la canción Víveme que forma parte del disco recopilatorio que la artista italiana presenta este mes.

La propia Pausini tuvo su primer golpe de suerte con 18 años cuando ganó un concurso, el Festival de San Remo. Por aquel entonces, su sueño era cantar en bares, como llevaba haciendo con su padre desde que tenía ocho años. Como no esperaba ganar el festival, cuenta que su preocupación se centraba en conseguir autógrafos de las estrellas de la canción italiana que compartían el escenario con jóvenes nuevas promesas como ella. “Yo estaba en la escuela todavía y no veía la hora de regresar diciendo: ‘Tengo el autógrafo de Eros Ramazzotti”, recuerda Pausini antes de añadir que entonces era muy ingenua.

Pero es precisamente eso, ingenuidad, lo que Pausini dice que ha buscado en los miembros de su equipo de La voz, donde este miércoles ha comenzado la segunda fase del programa, Las batallas. “No soy una estratega. Pienso que la música en general no puede tener estrategia y de la misma manera me he acercado a mi labor de coach. Prefiero elegir a quien me emociona aunque tenga ya, por ejemplo, muchas mujeres en mi equipo o muchos cantantes de un mismo estilo”, reconoce. La artista explica que lo único que ha decidido cambiar en su forma de trabajar esta vez es que, a diferencia de como hizo en La voz México, quiere que dentro de su equipo se enfrenten entre sí los artistas que comparten estilo musical. “Sientes un dolor increíble cuando tienes que decirle a una persona que estás empezando a conocer que ya ha terminado su tiempo dentro del concurso, pero tienes que elegir solamente a uno”, resume la cantante que confiesa que decidió no participar en La voz Italia porque la RAI (la televisión pública del país) le ha ofrecido su propio programa, que se estrenará en 2016.

Kike Jiménez, el finalista de La Voz México que Pausini llevó a la final del concurso, no ganó el programa pero la cantante decidió convertirse en su productora y el joven mexicano ya ha lanzado su primer sencillo que fue grabado en Italia. Sobre su experiencia en México, Pausini asegura que le encantó pasar aquellos meses viviendo allí y que tampoco quería perder la oportunidad que se le ha presentado ahora de vivir en Madrid. “Estoy pasando poco tiempo por las calles porque siempre tengo grabaciones pero trato de conocer la ciudad cuando tengo tiempo”, apunta.

Más información