Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre con peor suerte del mundo

Canal + estrena ‘The Jinx (El gafe)’, serie documental de HBO sobre la vida de Robert Durst

Robert Durst, protagonista de la serie documental 'The Jinx (El gafe)'
Robert Durst, protagonista de la serie documental 'The Jinx (El gafe)'

Una noche de septiembre de 2001, los policías de Galveston, acostumbrados a investigar casos de homicidios y robos, recibieron un aviso que cambiaría sus carreras hasta hoy. Un joven había encontrado un torso flotando en la bahía de la ciudad de Texas. “Si hubiera sabido en lo que me estaba metiendo no lo habría hecho tan deliberadamente”, admite ahora uno de ellos, el detective Cody Cazalas. Flotando en el agua aparecieron varias bolsas en las que hallaron las piernas, pies, manos y brazos de la víctima. Nunca encontraron la cabeza.

Aquel suceso y las indagaciones que le siguieron quedó grabado en la memoria de los estadounidenses. Y la aparición de un cuerpo descuartizado es también el arranque de The Jinx (El gafe), la serie documental de HBO que esta tarde (19.10) se estrena en Canal+ 1 y que en las últimas semanas ha vuelto a convertir en noticia a Robert Durst, sospechoso de tres muertes en Estados Unidos desde 1982, incluidas la de su esposa y la de una amiga.

Ahora, después de que cinco millones de estadounidenses se engancharan al podcast documental Serial, que repasó el caso de Adnan Syed, acusado por la muerte de expareja, la cadena HBO puede estar a punto de resolver otro misterio. Esta serie documental aborda en seis episodios la historia de Durst, perteneciente a una familia de millonarios de Nueva York y dueños de nueve rascacielos en Manhattan.

La policía ha reabierto el caso por una mención en esta producción

Durst fue sospechoso de asesinar a su primera mujer, Kathleen, poco después de que su hermano Donald heredase el liderazgo de la empresa. Tal y como reconoció ante la justicia, Donald contrató a un guardaespaldas en cuanto supo que Durst estaba acusado de haber desmembrado el cuerpo de su vecino en Texas. Durst, por su parte, declaró a la policía que “no tenía ni idea” de por qué su hermano tendría miedo de él.

Durst quedó en libertad bajo una fianza de 250.000 dólares por el asesinato en 2001 de su vecino, Morris Black, de 71 años. Días después desapareció. Ni las autoridades de Texas ni las de Nueva York lograron dar con él hasta que años después le detuvieron por robar un sandwich en un supermercado. Los agentes estaban convencidos de que provocó esa detención para demostrar que “podía hacer lo que quería”, según explica un periodista del diario The New York Times, que siguió entonces el caso. La policía encontró en su coche dos pistolas automáticas y 38.000 dólares. Pero después de decenas de artículos de prensa, cuatro libros y una película, la justicia no ha demostrado la culpabilidad de Durst en estas muertes.

Los creadores de The Jinx (El gafe), Andrew Jarecki y Marc Smerling (candidatos al Oscar por Capturing the Friedmans) sí han conseguido para este documental lo que no lograron al rodar la película Todas las cosas buenas, en la que Ryan Gosling y Kirsten Dunst interpretan al sospechoso y a su esposa. Durst ha concedido más de 25 horas de entrevistas a los directores del documental y podrían haber acercado la resolución del último caso de asesinato con el que está vinculado, el de la muerte de su amiga Susan Berman en 2000. Según los medios estadounidenses, la policía ha reabierto la investigación por la mención en la serie a una carta que supuestamente vincularía a Durst con el crimen.

La policía recibió ese año una misiva que les alertaba de la aparición de un cadáver en la vivienda de Berman. En ella, la palabra Beverly, de la localidad de Beverly Hills, estaba mal escrita. Contenía el mismo error que la que ha desvelado ahora el documental. Si se demuestra la responsabilidad de Durst en una de las tres muertes, se podría cerrar uno de los casos que más han seguido los estadounidenses en las tres últimas décadas. Si queda abierto, puede cumplirse la frase que los creadores de The Jinx (El gafe) han elegido como subtítulo para la serie y que Durst sea “el hombre con la peor suerte del mundo”.

 

Más información