Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Mota: “El humor se sustenta en nuestras propias miserias”

El cómico ha incorporado entre sus imitados a personajes como Pablo Iglesias o Jordi Évole

José Mota, el sábado en Alcalá de Henares.
José Mota, el sábado en Alcalá de Henares.

Para José Mota (Montiel, Ciudad Real, 1965) es complicado caminar por la calle sin que le paren cada diez pasos, especialmente en estos primeros días del año. Las felicitaciones y peticiones de fotos son constantes, reflejo de la gran acogida que ha tenido Un país de cuento, el programa especial que La 1 emitió en Nochevieja y que fue líder de audiencia en su franja (3.337.000 y un 28,6% de cuota de pantalla). En él, y con los cuentos como columna vertebral, Mota trasladaba su visión de lo acontecido en 2014 valiéndose de algunos de los personajes que marcaron el año. A cada felicitación de los viandantes, responde con un sincero agradecimiento. “Es increíble la reacción que ha habido, mejor incluso que otros años”. A pesar de que, entre llamadas y grabaciones, su tiempo libre escasea, no duda en desplazarse a Alcalá de Henares (Madrid), lugar de residencia de esta periodista, para realizar esta entrevista, un gesto inusual en entrevistados.

Pablo Iglesias, Jordi Évole, el rey Felipe VI... Los protagonistas del año no faltaron en el especial que despedía el año en La 1. Son también los tres personajes que Mota destaca como aquellos con cuyos sketches más ha disfrutado de un programa que se preparó durante cuatro meses y para el que confiesa que no ha contado con ninguna limitación por parte de TVE. “He disfrutado de absoluta libertad. He hecho el programa que quería hacer. Pero esto ha sido así con los diferentes directivos con los que he estado en TVE, donde llevo 24 años”, asegura tajante.

¿Cuál es la clave de esa libertad? ¿Cómo hacer crítica social y política sin que nadie se ofenda? El secreto, asegura, está en las formas. “Siempre, de manera consciente, he intentado ser lo más respetuoso posible con los demás. Puedo hacer una valoración de una gestión pública de alguien, pero jamás haré un juicio personal. Las formas y el cómo son tan importantes o más que el qué”, insiste. “Es importante que la gente perciba el respeto en la profundidad del mensaje”, añade. Para preparar sus imitaciones se vale, sobre todo, de los gestos del personaje y las características que quedan en la memoria colectiva y del “reservorio del subconsciente”. Así preparó su parodia de Pablo Iglesias y Jordi Évole, dos de las más comentadas y celebradas y de las que confiesa su especial dificultad. “No me tiro horas delante de grabaciones. Veo vídeos sobre todo en YouTube, y se va quedado información almacenada que luego sale”, explica sobre su proceso de creación.

Uno de los temas que trató en el especial es el del desempleo, que para Mota es “la principal lacra que tiene España”. Pero no todo en el panorama nacional es de color negro. “Yo percibo en la gente que hay hambre de abrazarse, pero creo que fallan los mecanismos para que ese abrazo se produzca”. De esta forma resume su percepción de la sociedad actual un hombre para el que el humor “se sustenta en nuestras propias miserias. En cuanto rascas un poco en el ser humano, encuentras esas miserias. Y es necesario reírnos de ellas, porque si no, implotaríamos. Necesitamos explotar hacia fuera, no para dentro”.

El especial de Nochevieja ha supuesto el regreso del cómico manchego a TVE tras su paso por Telecinco. “Al regresar he encontrado en los compañeros un anhelo de que TVE vuelva a brillar como brilló. Ojalá vuelva a tener la fuerza y representatividad que ha tenido siempre”. Además de su reencuentro con la pública, el programa también ha reunido a las dos partes de Cruz y Raya. “He estado encantado de volver a trabajar con Juan [Muñoz], hemos vuelto a revivir la sustancia de cuando teníamos que cortar la grabación porque nos moríamos de risa”, recuerda.

Ahora, a este particular “cronista del entorno”, como se define en un momento de la conversación, le toca mirar a 2015. “Espero que sea el año del restablecimiento de esa clase media que adolece. Es uno de los pilares de una sociedad equilibrada”, añade tras aprovechar para destacar el buen estado de la ficción televisiva nacional (“la televisión es ahora claramente mejor y claramente peor”). En su caso, 2015 llega cargado de proyectos, desde el programa de sketches que emitirá los viernes TVE hasta una serie de ficción que prepara también en la cadena pública, pasando por su vuelta al cine en un proyecto con el director Pedro Luis Barbero (Tuno negro).

“No quería interrumpir pero eres fenomenal. Seguro que te lo dice todo el mundo, pero no quería dejar pasar la oportunidad”. Una señora irrumpe en la entrevista. Mientras, José Mota sigue sonriendo y dando las gracias.

Más información