Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mundo de arqueología musical

‘Cachitos de hierro y cromo’ lleva una avalancha de canciones a La 2 cada domingo

Virginia Díaz, presentadora de 'Cachitos de hierro y cromo', en una imagen del programa.
Virginia Díaz, presentadora de 'Cachitos de hierro y cromo', en una imagen del programa.

Sin hacer demasiado ruido, un espacio de contenido musical se ha hecho un hueco en la programación televisiva. Si se tiene en cuenta que la música escasea en las pantallas, cuando no está por completo ausente, Cachitos de hierro y cromo acumula un doble mérito. Los domingos, a las 22.00, La 2 se convierte en un reducto para los aficionados, que pueden sumergirse en un mundo de canciones gracias al inagotable archivo de RTVE.

En realidad, Cachitos de hierro y cromo no tuvo unos comienzos fáciles y tardó casi dos años en ponerse en marcha. Su director, Jero Rodríguez, se inspiró en el éxito de la serie 50 años de…, con la que TVE conmemoraba su aniversario, y que constó de varias entregas dedicadas a un tema monográfico: “En noviembre de 2011 yo presenté un proyecto a raíz del éxito de 50 años de… El episodio dedicado a la música, que dirigió Cesc Gay, funcionó muy bien, e hicimos una entrega para la Navidad de 2011, con el mismo equipo que somos ahora en el programa; esa entrega se repitió en la Navidad de 2012, con mejor horario, y fue aún mejor. Entonces fue cuando me dijeron que hiciera una serie”, asegura Rodríguez.

De este modo, un programa que nació como un especial navideño ha pasado a coleccionar seguidores en Twitter y Facebook y a alcanzar una cuota de pantalla, siempre muy por encima de la media de la cadena, que ha llegado hasta un más que notable 4.5% y casi 900.000 espectadores (en la emisión del pasado 12 de octubre).

Cachitos de hierro y cromo cuenta en el equipo de guionistas con miembros de Radio 3, la emisora musical por excelencia de RNE: “Formamos parte de un mismo espacio de comunicación, aunque a veces se olvide. Sería de bobos no aprovecharlo”, defiende el guionista Joan Pons. Julio Ruiz, también guionista del programa y referente ineludible en la radio musical en España con su Discogrande, abunda en la idea: “Desde el principio se planteó la colaboración entre La 2 y Radio 3, es lógico. Hay gente aquí con muchos años de trabajo y experiencia, gente que tiene la oreja dispuesta. No sería natural que se hiciese con gente de fuera”. Aún más contundente se muestra Jero Rodríguez: “En TVE nos dicen mucho eso de aprovechar las sinergias corporativas, así que si vamos a hacer un programa usando el archivo musical de TVE, los que más saben de música, sin discusión, son los de Radio 3”.

El esquema de Cachitos de hierro y cromo, que presenta Virginia Díaz (miembro también de Radio 3) es sencillo: alrededor de un tema, se articula una sucesión de canciones que van desde las curiosidades arqueológicas a los hitos históricos, todo ello entre momentos curiosos, divertidos, tiernos y… ¿nostálgicos? Parece que esa es una de las palabras clave, contra la que se “rebelan” los miembros el programa: “Me da alergia la nostalgia, porque remite a eso de “todo tiempo pasado fue mejor”. No sólo hay artistas del pasado en Cachitos… De hecho, en los rótulos desmitificamos mucho. Además, no nos verían los jóvenes. En uno de los primeros tuits que nos enviaron, un espectador joven nos decía que el programa le servía para que él descubriese a su padre El canto del loco y su padre a él Semen Up. Esto no es un “vamos a recordar”, como en Yo fui a EGB. Esto es un “¡Vamos a descubrir!”, afirma, vehemente, Joan Pons.

Parte del equipo de 'Cachitos de cromo y hierro'.
Parte del equipo de 'Cachitos de cromo y hierro'.

Por su parte, Jero Rodríguez confiesa que le resulta fastidioso que se trate a Cachitos... como “un programa de nostalgia”, y asegura que le gusta la idea de “ser un espacio en el que rescatamos el fondo de armario de TVE. La gente puede sentirse nostálgica porque la música se asocia mucho con la juventud, que es cuando dices eso de “esta es la mejor música que he oído nunca”, pero de hecho, el contenido del programa es abundante en rostros de ahora”.

Como puede verse, los guionistas acumulan un gran peso en el programa: “son los que nos proponen la música, aunque se muevan entre alguna limitación. En Radio 3, si quieres poner a Dylan, buscas música de Dylan. Aquí no puedes porque nunca estuvo en TVE. Pero ellos hacen que sea un programa ecléctico, porque las canciones nos gustan. Nos gusta hacer quiebros musicales, pasar del rock a Perales… No tener complejos, que en la música hay demasiados”, afirma Jero Rodríguez. Por su parte, Joan Pons define su labor como una retahíla: “Proponer temas, proponer subtemas, encontrar canciones que entren en esos temas, encontrar tracks, seleccionar un orden a la manera de un dj y luego generar sentido a todo eso y hacerlo atractivo. ¡Y pensar los rótulos!”.

Julio Ruiz no se olvida de los documentalistas, técnicos y editores: “En el programa del que yo hice el guion preseleccioné 100 canciones y la gente del archivo y de documentación se fajaron buscando lo que pedí. Yo les digo “Me acuerdo de que Parálisis permanente tocaron una vez en TVE…” y ellos buscan lo que sale de nuestra memoria. Y no te digo nada de los montadores y técnicos, que son los que unen todos los Cachitos…, los de corte y confección, como los llamo yo”.

No deja de ser significativo que en tiempos de penuria para la música en televisión, el hueco de Cachitos… sea firme. Sin embargo, debería haber más programas, en opinión de Julio Ruiz: "En 2014 sí echo de menos un programa musical oficial y mainstream… Están Los conciertos de Radio 3, pero… Ahora U2 viene de promoción y a lo mejor aparece una entrevista en Informe semanal, pero no hay un programa específico para acogerlos. En los noventa, en un programa como Música sí estuvieron REM, Garbage… Y si 20 años después los documentalistas pueden tirar de ello es porque vinieron a TVE. Dicen que la música no vende, pero no me lo creo. No es posible que una promo de un concierto de Kylie Minogue en el Palacio de los Deportes salga en un programa de variedades. ¿No se puede habilitar un programa en el que actúe una estrella?”

Jero Rodríguez se extraña de que haya “programas de cine, de ciencia, de libros… ¿por qué no de música? Ha de haberlos en un servicio público, porque nosotros tampoco somos un programa específico de música, sino de archivo musical: archivo es nuestro nombre y música nuestro apellido”. Y desconoce las causas de esa ausencia: “La tele de antes era otra, sí, porque sólo había una, y el UHF. Entonces las actuaciones musicales eran importantes. En Sábado noche, en prime time, pasaban desde Glenn Mederos a James Brown, y eso daba audiencia y prestigio; ahora no, pero no sé si es porque ha cambiado la tele o porque ha cambiado la audiencia”.

En cualquier caso, Cachitos… ha cautivado a los espectadores melómanos y las redes sociales dan fe de ello, con más de 10.000 seguidores en Facebook y una intensa actividad en Twiter cada domingo: “Estamos superados, pero la gente quiere intervenir en seguida y decirnos “os habéis olvidado de tal…” o “me ha gustado mucho cual…” Somos nuestros propios community managers”, asegura Joan Pons. Jero Rodríguez lo aclara: “Nos pasamos la mitad de la semana respondiendo a tuits y atendiendo Facebook, la gente nos envía material… Hace dos semanas el Instituto de Promoción de la Ciencia nos envió una playlist con canciones sobre el tema. Nuestra norma es: si tienes Twitter, úsalo”.

Además, y como “bola extra”, Cachitos… mantiene en su web la sección “Cachitos eliminados”, que muestra canciones que se quedaron fuera del programa, en la sala de montaje, y de la que Jero Rodríguez de muestra orgulloso: “Son como los extras de un dvd, o como un bonus track en un disco. El proceso de recopilar y recuperar las canciones es tan laborioso que da rabia que algunas se queden fuera. Incluso las dejamos más largas y, a veces, enteras”.