Fin de una era para los mafiosos

‘Boardwalk Empire’ arranca su última temporada con un salto temporal

Las series mueren cuando no pueden reinventarse. Palabra de Terence Winter. Admite que la historia de Boardwalk Empire se agotó, no podía progresar de una manera natural. Por eso no estaba dispuesto a estirarla cinco años más. Este lunes arranca en Canal Plus Series (21.30, en versión original subtitulada) la quinta y última temporada de la serie de mafiosos creada para la HBO. Pero aunque los hechos que pasaron en realidad pueden anticipar el final, promete sorpresas en los ocho capítulos que restan.

“Los actores que saben que sus personajes van a caer me han pedido que sea un final rotundo, como mucha sangre”, comenta Winter en uno de los platós en los estudios de Brooklyn, al tiempo que destaca la implicación de Martin Scorsese durante los ocho años que estuvo vivo el proyecto. “Siempre te preguntas qué más puedes hacer pero este es el momento adecuado para acabar”, insiste este contador de historias nominado al Oscar por El lobo de Wall Street.

La última temporada de Boardwalk Empire empieza con un salto hacia delante de siete años, a 1931. Es un periodo muy interesante en la historia de Estados Unidos. Es el momento en el que la sociedad empieza a sufrir las consecuencias del derrumbe de Wall Street. La Gran Depresión se ve en los colores, en la forma de vestir y en el tono del diálogo. Pero es también cuando las organizaciones mafiosas toman posiciones antes del fin de la ley seca.

Nucky Thompson, interpretado por Steve Buscemi, trata de volver a controlar el imperio que montó en Atlantic City. La última temporada de la serie se estrena, curiosamente, cuando el negocio de los casinos en la ciudad costera de Nueva Jersey vuelve a atravesar por un mal momento. “Es una extraña coincidencia”, comenta Winter, “pero la historia siempre se repite”. “Incluso 90 años después, en EE UU se debate sobre los mismos problemas”.

Para tratar de cerrar algunos flecos que quedaron en el aire durante temporadas anteriores, el creador de Boardwalk Empire vuelve atrás a la infancia de Thompson. Lo que está por ver en esta última entrega es si Nucky abandona definitivamente Atlantic City para dedicarse al negocio del alcohol. Mientras, la mafia italiana libra en Nueva York su propia batalla de poder en torno a Salvatore Maranzano, capo de todos los capos.

HBO ya anunció en enero que la quinta temporada sería la de la despedida. Winter es conocido por explorar como nadie el lado humano de sus personajes más crueles. Pero para poder llegar al objetivo que tenía en mente para Nucky debía antes remontarse a sus raíces, a 1884, cuando el gobernador de Nueva Jersey lanzaba monedas de oro al mar esperando de vuelta una gran fortuna. Él era uno de los niños que se lanzaban al agua para cogerlas.

Winter debe mucho a Los Soprano, donde trabajó para el productor David Chase. Escribió 25 episodios de la serie y algunos miembros de aquel equipo trabajaron en su último proyecto. Boardwalk Empire mezcla la ficción con las historias reales. Pero como señala el creador de la serie, hay un límite. “No puedo hacer viajar a Al Capone a China pero sí crear personajes que pudieron coincidir con él y que no modifican la historia real”, explica.

Su creador prepara una nueva ficción sobre el mundo del rock and roll

Es evidente la fascinación de Winter por el mundo de los gánsters, aunque precisa que le gustan más los antiguos. “Ya no están vivos, así que no pueden ir a por ti. Además, vestían mucho mejor”, ironiza en la mesa redonda. También reconoce que es difícil impresionar a la audiencia y que eso le obliga a romper las reglas. Lo que no dice es cómo esa transgresión se materializa en Nucky, que pasó de un criminal de medio pelo a uno de los grandes.

Al Capone y Lucky Luciano son reales. Su historia puede encontrarse fácilmente en Internet. Nucky Thompson, sin embargo, es el que le permitió ir por delante de la audiencia. La serie, a diferencia del cine, explica, le da más juego para explotar mejor los perfiles de los personajes. La línea que separa el cine de la televisión, concluye, está desapareciendo. Por eso hay grandes actores, como Buscemi, que quieren desarrollar hasta el más mínimo detalle de un complejo personaje en una serie.

El trabajo de Terence Winter para la HBO no acaba. Este metódico productor está trabajando con Mick Jagger en una serie aún si titular que está inspirada en el rock and roll, que utiliza el Nueva York de comienzos de los años 1970 como telón de fondo y que tendrá como estrella principal a Bobby Cannavale. Es un giro, dice, de 180 grados respecto a Boardwalk Empire. Aunque como señala, el mundo de la música también tiene su lado oscuro.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS