Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSEBA FIESTRAS

“Aunque muera el televisor, la televisión no desaparecerá”

El FesTVal de Vitoria arranca este lunes con estrenos y actividades para todos los públicos

El director del FesTVal, Joseba Fiestras.
El director del FesTVal, Joseba Fiestras.

Joseba Fiestras (Vitoria, 1968) es un "friki de la tele". En su cuenta de Twitter asegura que lo mismo ve "Sálvame que Punset". Hace seis años, este periodista decidió llevar un paso más allá su afición montando "un festival de cine, sin cine". Así nació el FesTVal, un certamen donde el público se acercaba a sus ídolos y los profesionales se ponían frente a su audiencia. El evento es ya cita ineludible para presentar novedades, entregar premios y, este año, también para dar clases maestras. Vitoria vuelve a ser desde hoy hasta el 6 de septiembre la capital catódica.

Pregunta. ¿Qué es diferente este año en el FesTVal?

Respuesta. Crecemos y nos amoldamos a los tiempos y modas cambiantes de la televisión. La columna vertebral son los estrenos. Contamos también con ProfesTVal, un evento por inscripción con talleres y charlas para profesionales.

P. ¿Cómo se logra el éxito?

R. Al principio teníamos un punto de ambición porque era único en España, pero ni locos pensamos que crecería tan rápido y que convertiría en punto de referencia del sector.

P. ¿Cómo afronta la nueva manera de ver televisión?

R. Está más fragmentada, y las nuevas generaciones no la ven como la veíamos nosotros. Tienen prisa y la ven en vídeos donde todo se condensa en segundos. Está generando un nuevo lenguaje narrativo, con webseries y productos para redes sociales. El éxito de Netflix demuestra que es algo global.

El festival de televisión de Vitoria tiene lugar hasta el 6 de septiembre

P. ¿Hace falta un modelo de televisión por Internet aquí?

R. Sí, pero es difícil rentabilizar el contenido. Antes la publicidad no fallaba, pero ahora las marcas no apuestan. El futuro es crear un lenguaje publicitario como el branded content. La televisión no va a morir nunca, aunque desaparezca el televisor.

P. Y está la piratería. ¿Pagaría un español por el servicio?

R. No lo sé. Internet apareció tan de repente que todavía tratamos de controlarlo. No lo hemos hecho todo bien. Todos los grupos tienen expertos para dar con la clave. De eso tratará el ProfesTVal.

P. ¿También tendrán espacio los guionistas?

R. Tenemos un curso del sindicato ALMA, porque han estado muy infravalorados. No son profetas en su tierra, pero venden un producto directamente a Estados Unidos y luego se asombran aquí, después de que nadie les diera trabajo.

P. ¿Qué diagnóstico hace del estado de la televisión nacional actual?

R. El problema es que me gusta mucho la tele. He trabajado dentro y, aunque un programa sea flojo, el esfuerzo de la gente que hay detrás merece reconocimiento. Odio el término telebasura. La televisión es democrática, con mucha oferta de canales y la posibilidad de apagarla.

P. ¿Qué es lo que más le gustó de la pasada temporada?

Odio el término telebasura. La televisión es democrática

R. Me sorprendió Jordi Évole y su valiente especial del 23-F. Todo programa tiene como reto no pasar desapercibido, crear una reacción. También La Voz Kids, que dio una vuelta y superó a su predecesor. Y Cuéntame, que siempre se reinventa.

P. ¿Qué le apetece de la que viene?

R. Refugiados, la primera co-producción de BBC en España, con La Sexta. Es un paso que hay que dar. Una serie de ciencia-ficción realista con la duración americana de 45 minutos. Y quiero ver a Wild Frank, un comunicador nato que, pese a sus locuras, te pega a la pantalla.

P. ¿Por qué no triunfan las cadenas de pago en España?

R. Con tantos canales gratuitos es difícil que el espectador se plantee pagar, aunque el futuro está en esas cadenas especializadas no pendientes de audiencias. Eso pasó con HBO y ahora cualquier serie con su sello se globaliza al momento. Pero la mecánica de la TDT no ha sido acertada.

P. ¿Es el cierre de canales la muestra?

R. Sí, con la pérdida de puestos de trabajo y de la inversión realizada que eso conlleva. Obligan a cerrar empresas que además iban bien. Y, aunque no me guste su contenido, el cierre de Teledeporte es triste. Tenía su audiencia y funcionaba como un servicio para dar cabida a deportes minoritarios.

P. ¿Cuál es su sueño para el FesTVal?

R. El objetivo desde hace mucho es la internalización, pero es imperativo una financiación potente. Hay disposición, pero no dinero. Este año damos el paso de atraer a la BBC. Sería una oportunidad de tener estrenos y profesionales en las charlas.

La tele sale a la calle

El FesTVal está abierto a todos los públicos, desde los profesionales del audiovisual reunidos en el ProfesTVal, a los vecinos de Vitoria, conquistada durante una semana por propuestas a pie de asfalto. La Plaza de España se convertirá en Plató Vitoria-Gazteiz para cobijar una fiesta DJ (4 de septiembre), una zona infantil, la carrera de seguridad vial Ponle freno (6 de septiembre), monólogos de Comedy Central y hasta la tirolina gigante del reality vasco El conquistour (5 de septiembre).

El certamen aprovecha la capitalidad gastronómica y el auge de los programas de cocina para presentar tres pintxos creados por Chicote y el jurado de Top Chef, disponibles el 4 de septiembre en cinco de bares. El reto para el comensal, que opta a varios premios, será adivinar sus ingredientes comunes. Un día después, Canal Cocina grabará el concurso Yo amo a mi mercado en la Plaza de Abastos. “Queremos intensificar la idea de salir a la calle. Crear otro reclamo para que la gente de fuera venga y nos conozca”, comenta Fiestras: “No tenemos Guggenheim ni playa, pero somos una ciudad acogedora. Si se van bien comidos ganamos puntos”.