_
_
_
_

Armonía de formas

Artium exhibe una treintena de pinturas de la producción reciente del artista vasco Juan Mieg

'Sin título' (2012).
'Sin título' (2012).

Juan Mieg (Vitoria, 1938) es uno de los artistas más relevantes de la vanguardia plástica vasca. Inició estudios de arquitectura en Barcelona, pero pronto abandonó esta carrera para dedicarse por completo a la pintura a partir de 1962. Durante su estancia en la capital catalana se sintió atraído por el informalismo y el surrealismo, influencias que están presentes en su obra. Tras pasar un corto periodo de tiempo en París, regresó a su ciudad natal en 1966, donde participó junto a Joaquín Fraile, Carmelo Ortíz de Elgea, Alberto Schommer y el escultor Jesús Echeverría en la creación del grupo Orain. El colectivo logró introducirse en la escena de la vanguardia plástica internacional, manteniendo sus raíces en la cultura autóctona. Las obras tempranas de Mieg, influenciadas por Antoni Tàpies y por el neodadaísta americano Robert Rauschenberg, transmiten sentimientos de desolación existencial. A comienzos de los años setenta, su pintura atravesó por una corta etapa figurativa, para luego desarrollar una abstracción de colores graves y matizados, de profunda melancolía e intenso contenido poético, estructurada en bloques irregulares de composición inestable. En los años ochenta, Mieg inició un nuevo y prodigioso ciclo abstracto en su trayectoria, en el que podían intuirse leves reminiscencias figurativas. Desde entonces sus composiciones de colores luminosos y suaves evocan mundos fantásticos e irreales, poblados de arquitecturas y topografías frágiles en los que habitan figuras y animales. En esta muestra se exhiben una treintena de pinturas de la producción reciente de Juan Mieg. El artista recrea un universo mágico de dimensiones infinitas utilizando una pincelada sintética, ágil y nerviosa, que sigue atesorando la herencia informalista. En el entramado espacial de los cuadros, conviviendo armónicamente con las formas de los signos, puntos, líneas, colores y trazos gestuales, afloran estructuras escalonadas y geométricas, principalmente triángulos y pirámides, que son arquetipos que proceden de la realidad. Lo que fascina de la obra de Juan Mieg, es la presencia tamizada de realidades físicas, simbólicas, alegóricas y oníricas que conectan con el inconsciente del espectador, sugiriéndole múltiples interpretaciones. Sus imágenes amplían nuestras percepciones y la noción de realidad en la que todos estamos inmersos.

Juan Mieg. Zuxurlaka (En susurros). Artium. Francia, 24. Vitoria. Hasta el 24 de agosto

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_