Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tinieblas en el verano

El protagonista de 'Ritual' llega a Thorn, un pueblecito de Cornualles, para esclarecer un crimen

La novela de David Pinner inspiró la película 'El hombre de mimbre' de Robin Hardy

El cadáver de Dian Spark yace a los pies de un añoso roble, con un ramillete de ajo entre las manos y una mariposa posada en la nariz. El inspector David Hanlin llega a Thorn, un pueblecito de Cornualles, para esclarecer si se trata de un crimen ritual; sin embargo, los lugareños desconfían de él, los niños le odian, los adultos guardan secretos y todos le son hostiles, porque ha venido a truncar los ritos del solsticio, ese clímax que todos aguardan como una olla al borde del hervor.

En Ritual, la prosa de David Pinner se deja embrujar por la mirada visionaria del inspector y prolifera en una imaginería densa, enrarecida y asfixiada por los ritmos del bosque y de las olas, por el pulso de la naturaleza virgen, que acosa al policía como un monstruo con pies hechos de hojas. A menudo, el narrador de Pinner adopta un estilo indirecto libre y participa de los pensamientos de los personajes, pero es el inspector quien centra su atención. Tras los cristales ahumados, los ojos albinos del detective escrutan cada detalle: una cabeza de mono clavada con un alfiler, el rastro iridiscente de una mariposa aplastada, el crujido de un caracol al ser pisado, pistas que apuntan hacia un misterio ante el que la razón se desmorona.

El inspector llega para restablecer el orden y, no obstante, es su pesquisa la que interrumpe la cadencia del verano que asciende y se abre como una flor preñada de miel. El inspector busca la verdad y, sin embargo, se convierte en el ángel de la destrucción de Thorn, porque le asquea su sensualidad pagana y morbosa, porque no comprende sus ritos ancestrales y, por ello, los paisanos de Thorn habrán de odiarle como sólo odia el semental interrumpido tras una larga espera.

La traducción de Regina López permite a los lectores castellanos descubrir esta novela genial que —al igual que la historia que cuenta— parece huir de la luz para refugiarse entre las sombras. En 1966, Pinner, que hoy tiene 64 años, estuvo a punto de perder la única copia del manuscrito al olvidarla sobre su automóvil, pero el asunto no acaba aquí, pues, pese a haber inspirado la película de culto El hombre de mimbre (The wicker man, Robin Hardy, 1973), Ritual no fue reeditada en inglés hasta 2011; quizá porque asomarse a las tinieblas no es una empresa fácil, ni segura en absoluto y podemos no salir indemnes de ella; pero a veces es preciso aventurarse en la espesura de la noche para descubrir qué se oculta tras las máscaras del día.

Ritual. David Pinner. Traducción de Regina López Muñoz. Alpha Decay. Barcelona, 2014. 272 páginas. 21,90 euros

Más información