Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brumas en el Área X

En 'Aniquilación' cuatro mujeres se internan en un paraje abandonado para anotar sus impresiones

Brumas en el Área X

Algo sucedió en el Área X tiempo atrás, no sabemos qué, no sabemos cuándo. En Aniquilación, de Jeff VanderMeer, cuatro mujeres —una psicóloga, una topógrafa, una bióloga y una antropóloga— se internan en un paraje abandonado con el fin de anotar sus impresiones. Para la bióloga, el Área X es un hábitat de transición, pero ¿de transición hacia qué? Del bosque hacia la marisma o, tal vez, hacia un tiempo que disuelve y va borrando los trazos del hombre o, tal vez, hacia una trascendencia ante la que todos los tecnicismos del saber devienen inútiles. La zona de VanderMeer nos recuerda a aquella otra descrita por Tarkovski en Stalker (1979) o, incluso, al pasaje de sombras atravesado por Orfeo en busca de Eurídice. Como el de Orfeo, Aniquilación es un viaje a un más allá desconocido, una peregrinación que nos transforma —no podremos regresar— y en la que descubrimos que nada de cuanto aprendimos era cierto, ni siquiera lo que creíamos saber sobre nosotros mismos. Nos asomamos al mayor de los misterios: no al del terreno aún por cartografiar, sino a la incógnita oculta dentro de nosotros. En el Área X hay un faro pintado de sangre y una torre que se hunde en las entrañas de la tierra, pero en ella se abren simas más profundas e inquietantes todavía. No sabemos si las dos futuras novelas de la trilogía Southern Reach —Autoridad y Aceptación— resolverán los enigmas que envuelven la primera entrega, pero casi desearíamos que no lo hicieran, pues la brillantez de Aniquilación está en todas sus brumas, en su ambigüedad, en su capacidad para mostrarnos lo poco que comprendemos y, sobre todo, en revelarnos la belleza de esa misma incertidumbre.

Aniquilación. Jeff VanderMeer. Traducción de Isabel Margelí. Destino. Barcelona, 2014. 247 páginas. 17,50 euros

Más información