Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las webseries se abren camino. Nadie las puede parar”

Álex Rodrigo, creador de la serie online 'Libres', se alzó con el premio Notodofilmfest

Alex Rodrigo (derecha), con los protagonistas de 'Libres'
Alex Rodrigo (derecha), con los protagonistas de 'Libres'

Hay en los ojos de Álex Rodrigo (Zaragoza, 1988) una determinación, una seriedad, que hace que su atuendo antisistema, sus rastas, el hecho de haber participado activamente en el movimiento okupa, no casen del todo con su mirada. Pero es esa determinación la que le ha hecho no parar quieto desde que comenzó a estudiar Comunicación Audiovisual. Cortos, anuncios, guiones, series on line. El lunes, Álex Rodrigo se alzó con la victoria del Notodofilmfest con el piloto de una serie web, El Partido, una sátira política que ahora podrá concluir gracias al premio.

El futuro que nos espera son rodajes más pequeños, de guerrilla"

Álex Rodrigo, director

"Es una gran noticia que las series en internet vayan ganando terreno. Que se creen festivales para ellas, que se les dé la importancia que están cobrando en la sociedad", explica. No es la primera incursión de Rodrigo en el mundo de las series web. Su anterior trabajo, Libres, es una de las webseries más premiadas a nivel mundial. Ganador este mismo mes de la primera edición del FEW, el mayor festival sobre series web en España, Libres se alzó con el premio a mejor serie y mejor actor en el festival web de Vancouver, fue coronado mejor drama en el festival de Roma, y se llevó cuatro premios en el festival de series on line de Los Ángeles. "Y aún quedan los festivales de Miami y Tijuana, donde nos han seleccionado y, sobre todo, el de Melbourne, muy importante a nivel mundial, donde también competimos. Las web series se abren camino, nadie las puede parar", apostilla con una sonrisa.

"Libres es un trabajo muy personal. Y creo que habla de cosas importantes", confiesa sobre su anterior proyecto, el que le ha llevado por medio mundo. La serie, rodada en 2012, cuenta las aventuras de un grupo de personas que, hartos del desempleo, de la política, de la ciudad, deciden instalarse en un pueblo abandonado. El frío de una casa sin agua caliente, los primeros pasos en la agricultura ecológica, la soledad alejada de internet, son los pilares de esta reflexión sobre el mundo actual.

"Creo que hay muchas maneras de hablar de las cosas que pasan a esta sociedad. Pero para mí, la ficción es el arma más poderosa", sostiene. "Involucrar a la gente en las vivencias de personajes con tramas humanas es más efectivo que ahogarles con documentales panfletarios", reflexiona, muy crítico con la política actual y la sociedad. "Se está produciendo un cambio, y ese cambio afecta también a la forma en que la gente rueda. Las grandes estructuras se van desmoronando. Ahora el futuro que nos dejan son rodajes más pequeños, de guerrilla", apunta. "Algo que puedas hacer con amigos, con un grupo reducido".

Fotograma de 'El Partido', serie ganadora del Notodofilmfest
Fotograma de 'El Partido', serie ganadora del Notodofilmfest

El grupo de amigos de Rodrigo, sus colaboradores y ayudantes, es el mismo desde que comenzó sus estudios universitarios, en 2006. Un grupo cuya historia cambió en el verano de 2008. Su primera gran oportunidad se la dio una empresa de reprografía, que les pidió un vídeo corporativo. Cigarras más que hormigas, en vez de darse un homenaje o viajar, decidieron invertir el dinero de ese anuncio (muy bien pagado en tiempos precrisis) en un potente Mac que instalaron en el salón del chalé sin calefacción que compartían entre seis. Un Mac sobre el que su vida empezó a girar, donde comenzaron a montar sus primeros trabajos, convencidos de que tenían algo que decir en el mundo audiovisual. Ahí montaron su primera serie web: Pendiente de título, una oda al humor surrealista universitario. Desde entonces no han parado. "Ganar el festival es una alegría, poder continuar la serie, mejorar cada día, seguir rodando", cuenta con determinación.

Esa determinación sigue ahí. La misma que les llevó a él y a sus amigos en 2009 a colarse en la gala de los Premios Goya para rodar alguna escena de Pendiente de título. La determinación que Alex de la Iglesia debió ver en sus ojos para acceder a participar en un gag después de ver cómo se le iban de las manos las dos estatuillas a las que estaba nominado. La determinación del cineasta que da sus primeros pasos. Ahí es nada.