Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo a disposición del creador

La Fundación Tàpies ha tenido el acierto de reinventar el trabajo de Allan Kaprow en una muestra que deja de lado los objetos para buscar “actitudes”, siguiendo el principio de “expansión infinita”

'Poster for 18 Happenings in 6 Parts', 1959.
'Poster for 18 Happenings in 6 Parts', 1959.

No es extraño que Allan Kaprow (1927- 2006), uno de los más certeros analistas del expresionismo abstracto y el primero en plantear de forma abierta la cuestión de su legado, dedicara su tesis doctoral a Piet Mondrian, quien a principios del siglo XX, y arrastrado por una ferviente devoción teosófica, llegó a afirmar que “solo cuando estemos en lo real absoluto, el arte ya no será necesario”. Así resumía el fundador del neoplasticismo su obsesión por encontrar la estructura básica del universo, su retícula cósmica. Medio siglo después, y bajo la influencia de John Cage, Allan Kaprow consiguió alcanzar la utopía de su ángel de la guarda en la inmediatez del acto de pintar, en la pérdida del yo, en la expansión de la tela y su disolución en un “entorno” global: el mundo a disposición del creador.

El artista norteamericano utilizaba el tiempo, el sonido, la gente, los olores y el tacto como si fueran pigmentos. Cualquier clase de objeto podía servir para instaurar “un nuevo arte que revelará acontecimientos y fenómenos (actividades) completamente nuevos, hallados en cubos de basura, ficheros policiales y vestíbulos de hotel”. La línea entre el arte y la vida debía mantenerse tan fluida, y quizás indistinta.

Gran parte del arte producido a partir de los sesenta se ajusta a la profecía de Kaprow. De ahí la importancia de revisitar sus “collages en acción”: los happenings. La Fundación Tàpies ha tenido el acierto de reinventar su trabajo en una muestra que deja de lado los objetos para buscar “actitudes”, siguiendo el principio de Kaprow de “expansión infinita”.

A lo largo de tres meses, Otras maneras sacará a la luz sus trabajos más influyentes, como el seminal 18 Happenings in 6 Parts (representados por primera vez en otoño de 1959 en la Reuben Gallery de Nueva York) que artistas y colectivos volverán a interpretar como un montaje teatral, sin barreras entre ejecutantes y público y a partir de vídeos e instrucciones (a disposición de los asistentes). Lo escribió Susan Sontag: “Uno no puede apoderarse de un happening, sino solo admirarlo como se admira un petardo que explota peligrosamente cerca del propio rostro”.

 

Allan Kaprow. Otras maneras. Fundación Tàpies. Aragón, 255. Barcelona. Hasta el 30 de mayo