Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Breaking bad’ se corona en unos Emmy muy repartidos y con muchas sorpresas

La serie de AMC se lleva dos premios, mejor drama y mejor actriz de reparto para Anna Gunn

'Modern family' repite por cuarto año consecutivo como la mejor comedia

Michael Douglas, con el Emmy al mejor actor en miniserie o película para televisión por 'Behind the candelabra'
Michael Douglas, con el Emmy al mejor actor en miniserie o película para televisión por 'Behind the candelabra' EFE

Los 65 premios Emmy han sido unos de los más repartidos de los últimos años. Ninguna de las series en contienda parecía decidirse a dar el paso de confirmarse como la triunfadora de la noche. Tras varias sorpresas y tres horas de una gala demasiado pesada, Breaking bad (en España, emitida por Paramount Channel y algunas autonómicas) terminó por llevarse el premio a la mejor serie dramática. Se trata de la primera vez que consigue este premio la serie protagonizada por Walter White, ese profesor de química convertido en narcotraficante de metanfetamina cuyo viaje al infierno está a punto de terminar. El Emmy lo logra precisamente gracias a la primera tanda de capítulos de su última temporada y mientras se emiten los episodios finales de una serie que, a pesar de ser reconocida por gran parte de la crítica como una de las mejores de la historia, no había conseguido todavía este galardón.

En comedia, el jurado ha vuelto a premiar a Modern family, que ha conseguido el cuarto Emmy consecutivo como mejor serie cómica. En cuanto a las categorías de miniserie o película para televisión, el filme de HBO Behind the candelabra se ha alzado como la gran triunfadora de la noche con tres galardones.

Este año, los premios interpretativos no han mostrado un dominador claro y, en muchos casos, se han olvidado de los favoritos. La ceremonia, más tediosa de lo habitual a pesar de las tablas que Neil Patrick Harris tiene a la hora de presentar este tipo de galas, arrancó con la entrega de los premios de comedia. Merritt Wever consiguió el galardón a la mejor actriz de reparto por su papel en Nurse Jackie, mientras que Tony Hale hizo lo propio como mejor actor de reparto para Veep. De hecho, Hale subió otra vez al escenario para acompañar a Julia Louis-Dreyfus en un divertido agradecimiento cuando recogió su Emmy a la mejor actriz protagonista de comedia, el segundo consecutivo que recibe por su interpretación de la vicepresidenta Selina Meyer en Veep. Jim Parsons se llevó su tercer Emmy por interpretar al científico Sheldon Cooper en The Big Bang Theory.

A pesar de que terminó siendo reconocida como la mejor comedia del año, los actores de Modern family se fueron de vacío. El otro Emmy de la noche para la serie que en España emiten Fox y Neox lo recibió Gail Mancuso en el que ha sido el primer Emmy a la mejor dirección de comedia para una mujer. Tampoco consiguió una gran cosecha 30 Rock en el año de su despedida. La comedia protagonizada por Alec Baldwin y Tina Fey solo ha conseguido llevarse el premio al mejor guion de comedia, que subieron a recoger Fey y Tracey Wigfield.

Las categorías interpretativas de drama tenían reservadas algunas de las grandes sorpresas de la noche. Jeff Daniels, cuyo nombre no aparecía en la mayoría de las quinielas, recogió el premio a la mejor interpretación protagonista. Su papel de Will McAvoy, el presentador estrella del programa informativo en el que se centra la serie de HBO The Newsroom (en España, en Canal Plus), ha hecho que el jurado se haya decantado por él frente a rivales tan fuertes como Bryan Cranston (Breaking Bad), Damian Lewis (Homeland), Kevin Spacey (House of cards), Jon Hamm (Mad men) y Hugh Bonneville (Downton Abbey).

Claire Danes consiguió revalidar su título de mejor actriz protagonista de drama conseguido el año pasado al volver a llevarse a casa el Emmy por su papel de Carrie Mathison en Homeland. La protagonista de la serie de Showtime (que en España emiten Fox y Cuatro) se impuso así a sus rivales Vera Farmiga (Bates Motel), Michelle Dockery (Downton Abbey), Robin Wright (House of cards), Elisabeth Moss (Mad men), Connie Britton (Nashville) y Kerry Washington (Scandal). Claire Danes se acordó en su discurso de agradecimiento de Henry Bromell, guionista y productor de la serie fallecido el pasado marzo y que también recibió un Emmy póstumo por el guion de uno de los capítulos de la serie, Q&A.

Los galardones para los actores de reparto de drama también se salieron de lo previsto al premiar a Bobby Cannavale por su papel en Boardwalk Empire. Más seguro parecía el Emmy para Anna Gunn en su segunda nominación consecutiva por interpretar a Skyler White en Breaking bad, un personaje que no cuenta con el favor de muchos de los seguidores de la serie y que la actriz defendió en un artículo en The New York Times. House of cards tampoco se fue de vacío, ya que el Emmy a la mejor dirección de una serie dramática fue para David Fincher por el primer capítulo de la serie. No corrieron la misma suerte Mad Men y Juego de tronos, que se fueron a casa sin ninguna estatuilla.

En cuanto a las categorías de miniserie o película para televisión, Behind the candelabra fue la gran triunfadora, con tres galardones. Steven Soderbergh recibió el Emmy por la dirección de este telefilme para la cadena HBO (y que en España ha emitido Canal Plus) sobre la vida del pianista Liberace. Michael Douglas subió al escenario para recoger, entre bromas, el premio por su interpretación del extravagante músico. Por último, el Emmy a la mejor miniserie o película para televisión cerró la cuenta particular de esta película, una de las grandes ganadoras de la noche.

De nuevo, las categorías interpretativas en miniserie o película televisiva también dejaron sorpresas. Laura Linney recibió el premio a la mejor actriz protagonista por su papel en The Big C: Hereafter, los capítulos con los que se despedía la serie de Showtime. James Cromwell consiguió el único premio de la noche para American horror story: Asylum por su interpretación del sádico doctor del manicomio en el que se desarrolla la segunda temporada de la serie creada por Ryan Murphy. La tercera entrega de esta serie de terror arrancará en Fox el 20 de octubre. Por último, el Emmy a la mejor actriz de reparto en miniserie o película para televisión fue para Ellen Burstyn por su papel en Political animals.

La gala, sin ritmo y aburrida, como suele ocurrir con este tipo de ceremonias, estuvo salpicada con varios números musicales. Neil Patrick Harris no ha conseguido brillar sobre el escenario. Elton John apareció con su piano para homenajear al pianista Liberace, mientras que cinco personalidades fallecidas este año fueron homenajeadas por sus compañeros a través de breves y emocionantes discursos, como el que Edie Falco dedicó a su antiguo compañero en Los Soprano, James Gandolfini.

Más información