Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ILP taurina recibe cinco enmiendas a la totalidad

Izquierda Plural, ERC y Compromis-Equo se oponen a la iniciativa. UPyD pide que los toros se protejan como patrimonio cultural inmaterial

Miguel Ángel Perera en las Ventas.
Miguel Ángel Perera en las Ventas.

Cinco enmiendas a la totalidad con texto alternativo —una a favor, la de UPyD, y cuatro en contra, Izquierda Plural, ERC, Compromis-Equo y CIU— se han presentado al texto de la Iniciativa Legislativa Popular que pretende declarar la fiesta de los toros Bien de Interés Cultural.

Todas ellas, junto a las que se presenten al articulado, se discutirán en una sesión plenaria del Congreso de los Diputados que está convocada para el próximo jueves, día 26, en la que intervendrán todos los grupos parlamentarios, y podría subir a la tribuna el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, para defender la proposición del ley en nombre del Gobierno.

El grupo de UPyD pretende que los festejos taurinos y la tauromaquia en general estén protegidos como patrimonio cultural inmaterial español en los términos reconocidos por la Unesco, y que, en consecuencia, no puedan ser suprimidos por las distintas comunidades autónomas. Para ello, el partido que lidera Rosa Díez considera que la Constitución otorga al Estado la “competencia exclusiva” de la defensa del patrimonio cultural español. Asimismo, aboga por coordinar acciones para proteger la tauromaquia en todo el territorio empezando por la realización de un registro nacional del patrimonio cultural español, que incluya en el catálogo los festejos taurinos, para adoptar las correspondientes medidas de identificación, documentación, investigación y puesta en valor.

Por su parte, Izquierda Plural, ERC y Compromis-Equo coinciden en sus argumentos contra la pretendida declaración de la fiesta de los toros como Bien de Interés Cultural, y en sus textos alternativos rechazan la tauromaquia como fiesta autorizada.

Consideran las corridas de toros como "espectáculos violentos en los que se llevan a cabo torturas a animales", pretenden que se prohíba el acceso de los menores a los recintos taurinos, que "se eliminen las partidas de dinero público para sostener espectáculos de maltrato animal", y la supresión de las retransmisiones de corridas en medios audiovisuales. Ezquerra Republicana llega a pedir al Gobierno que se excluya a los ganaderos de toros bravos de las subvenciones de la Política Agraria Común; e Izquierda Plural solicita en su texto que los centros docentes promuevan el fomento del respeto a los animales y que, en ningún caso, las corridas de toros puedan formar parte de los contenidos educativos, sin menoscabo del estudio que puedan merecer obras de arte independientemente de su temática.

Los argumentos competenciales son la base de la enmienda de CIU, ya que considera que la regulación de las corridas y otros espectáculos con toros corresponde a las comunidades autónomas y no al Estado.

Más información