La BBC gastó 30 millones de euros en indemnizar a directivos

El consejo de administración critica que muchos pagos fueron por un monto superior al exigido por contrato

La cadena pública británica BBC fue criticada este lunes por la Oficina nacional de auditoría (NAO, en inglés) por haber gastado 23 millones de libras (30 millones de euros) en tres años para indemnizar por despido a un total de 150 directivos. Por encargo del propio consejo de administración de la institución, conocido como BBC Trust, la NAO examinó esos pagos, que habían sido cuestionados tras varios escándalos internos, y concluyó que muchos fueron por un monto superior al exigido por contrato.

El nuevo director general de la BBC, Tony Hall, manifestó este lunes que "esas indemnizaciones son de otra época y se están eliminando". "Creo que la BBC perdió el norte en cuanto a las compensaciones en los últimos años. Ya he dicho que limitaremos las indemnizaciones por despido a 150.000 libras al año (175.000 euros) y hemos empezado a mejorar nuestros procedimientos", añadió.

La BBC precisó que el coste de indemnizar a esos directivos fue inferior al ahorro que supuso su marcha. Según la NAO, los diez pagos más altos efectuados en los tres años hasta el pasado diciembre equivalieron al 20% del total.

Entre varios ejemplos, se cita al antiguo subdirector de la cadena, Mark Byford, a quien se pagó 949.000 libras (1,1 millones de euros), lo que incluía 73.000 libras (85.000 euros) por días libres pendientes, algo innecesario por contrato.

Un caso reciente fue la indemnización de 475.000 libras (555.000 euros) pagada al exdirector general George Entwistle en noviembre de 2012, cuando se vio forzado a dimitir tras 54 días en el cargo. Esa cifra incluía el equivalente a tres semanas de trabajo, valorado en 25.000 libras (30.000 euros), que no se incluían en el contrato y que la BBC justificó porque no se le había notificado el despido con un año de antelación como era preceptivo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS