“Hay bromas que no se pueden permitir en un medio de comunicación”

La cadena defiende la expulsión de 'Gran Hermano' de Argi, la concursante que pidió perdón por bromear sobre la vuelta de ETA El padre de Marta del Castillo se ve envuelto en la polémica por bromas de otros concursantes sobre la desaparición de su hija

Argi, exconcursante de 'Gran Hermano'.
Argi, exconcursante de 'Gran Hermano'.

Anoche, Frank Blanco presentador de El debate de Gran Hermano ejercía como portavoz de Mediaset para anunciar la expulsión disciplinaria de Argi Gastaka, la concursante que bromeó con la vuelta de la banda terrorista ETA: "Yo solo he ido a la manifestación para que vuelva ETA". "Mediaset no puede quedarse indiferente ante este tema", dijo el presentador.

Esta mañana, fuentes del grupo no se movían ni un milímetro de la versión: "Hay bromas que no se pueden admitir en un medio de comunicación". Las mismas fuentes no han querido entrar en las múltiples polémicas que desde anoche inundan las redes sociales y que hablan de que otros concursantes, por ejemplo, los gemelos Montoya, han bromeado con el caso Marta del Castillo y siguen en la casa.

Tan grande se está haciendo la bola de nieve en las redes sociales que Antonio del Castillo, el padre de la menor asesinada -que ha retuiteado varios comentarios que piden la expulsión de los gemelos- emitirá mañana un comunicado de prensa en el que podría tratar este asunto o dar su impresión sobre los últimos avances judiciales:

Todo comenzó porque Argi comentó el pasado martes por la noche que ella solo había ido a una manifestación en su vida: "Para que vuelva ETA". Nada más decir esta frase, rectificó y tanto ella como sus compañeros dijeron que se trataba de una broma. "Lo malo es que lo estoy diciendo por la tele... es una broma, ¿no sacarán eso?", se preguntó la concursante.

Anoche, en directo a las 22.15, el programa anunciaba a Argi su expulsión. Esa misma tarde, la participante había reiterado sus disculpas por la broma: "Soy una bocazas. Pido perdón a quien pueda haber herido". El resto de concursantes se quedaron en silencio, un silencio denso que no se atrevían a romper. En El Debate, que se emitió en el horario de late night, apenas se tocó el tema. Argi estaba expulsada y la vida en directo seguía con la repesca de concursantes.

Pero los espectadores no se quedaron contentos con la explicación. Muchos se quejaron de que el canal 24 horas dejaba de emitir la señal habitual y solo se podía ver el logotipo del programa animado por la sintonía.

Tal fue el revuelo que se montó que el hashtag para protestar por la expulsión de la bilbaína de 20 años llegó a ser tendencia mundial en Twitter y en España sigue copando los temas de conversación. Para la mayoría el castigo es desproporcionado para una broma por la que inmediata y repetidamente se ha pedido perdón.

Mercedes Milá ha publicado en su blog su opinión sobre el asunto: "Creo en el perdón, es cierto que lo he dicho muchas veces frente a todos vosotros, es cierto que esta tarde he defendido que nuestra concursante pudiera evitar la expulsión enfrentándose a su broma y su realidad, pero también lo es que conforme han ido pasando las horas, me ha ocurrido una vez más lo único que siempre ha prevalecido en mí desde hace muchos años, lo único que sigue estando en el centro de cualquier análisis: las víctimas. Por ellas acepto que la decisión tomada es la correcta".

Por su parte, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que ayer desde su cuenta de Twitter pedía al programa y a la productora la expulsión de la concursante, ha utilizado el mismo medio para transmitir su satisfacción.

En la próxima gala de Gran Hermano la concursante podrá estar presente y dar, en directo, todas las explicaciones que quiera, según anunciaron ayer en el programa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS