Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Sésamo

Hay tres conceptos básicos para enfrentar la vida: cerca y lejos; dentro y fuera; y grande y más grande.

Luis Bárcenas.
Luis Bárcenas.

Los teleñecos de Jim Henson fueron nuestros maestros de infancia. En la calle Sésamo nos familiarizamos con los arquetipos que nos reservaba la condición humana. Aprendimos a distinguir egoísmo de solidaridad, amor de posesión y desidia de avidez. Todo en torno a galletas y situaciones amistosas. Y además nos quedaron claros los tres conceptos básicos para enfrentar la vida. Solían explicárnoslo por contraste: cerca y lejos; dentro y fuera; y grande y más grande. Por eso al llegar la crisis de los papeles de Bárcenas hemos tenido una sensación de familiaridad.

Según este modelo explicativo, la letra de Bárcenas no era la letra de Bárcenas. Lo que justificaba querellarse contra el periódico que publicó la fotocopia de los papeles. Pero los peritos policiales han dicho que sí es la letra de Bárcenas. Así que puede que sea su letra, pero lo que escribió es falso. Para explicarlo, nada mejor que la representación de Bárcenas como alguien que no estaba cerca del partido, sino lejos. No dentro, sino fuera. Lo fueron expulsando poco a poco sin dejar de pagarle la Seguridad Social, pero más que nada porque al monstruo de las galletas no se le puede poner a dieta de un día para otro. Para clarificarlo encargarían una auditoría externa, pero las condiciones de secretismo que pusieron fueron tan enormes que ninguna empresa independiente aceptó el encargo. Así que la auditoría externa pasó a ser innecesaria.

Tan ofendido se sentía el partido, que se personó en la causa como acusación particular. De nuevo el concepto de dentro y fuera. Lo grave es que el juez Ruz los ha expulsado de la instrucción porque según su brutal auto, los abogados del partido trabajaban en sincronía con los abogados de Bárcenas, buscando la exculpación, la obstrucción y el sabotaje del proceso. Queda solo por tanto el recurso a la diferencia entre grande y más grande. Porque puede que todo esto sea un problema grande para el partido, para su credibilidad, la legalidad de su financiación y la conducta de sus dirigentes más importantes, pero como el país tiene un problema más grande, que es su situación de emergencia social, ya está resuelto. Lo grande carece de importancia frente a lo más grande. Así son las cosas en Sésamo Street.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS