Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE edulcora el ‘caso Bárcenas’

Un reportaje emitido en 'Informe semanal' desata una nueva polémica

"Es una zafia manipulación", dice un sindicato de la corporación

Una imagen del reportaje sobre Bárcenas emitido en 'Informe semanal'. Ampliar foto
Una imagen del reportaje sobre Bárcenas emitido en 'Informe semanal'.

La polémica llega de nuevo a Informe semanal, el veterano y multipremiado programa de reportajes de TVE. En esta ocasión el detonante es un vídeo sobre el extesorero del PP Luis Bárcenas, titular de una cuenta en Suiza con 22 millones de euros y cómplice de los supuestos sobresueldos en dinero negro a altos cargos del PP. El trabajo, emitido el pasado sábado, mostraba a Bárcenas más como un empresario que como un político y enfatizaba que no pertenece al PP sino que fue expulsado de forma “abrupta” de este partido tras las investigaciones de la trama Gürtel.

Una de las protestas más sonoras llega desde el Consejo de Informativos de TVE, que lamenta la emisión de reportajes como Las cuentas de Bárcenas porque “van en detrimento de uno de los programas puntales de la televisión pública, referente de calidad durante 40 años”. Además, los representantes de los periodistas consideran que supone un “desprestigio” para Informe semanal y, por extensión, para “los informativos de la casa”. En la misma línea, la sección sindical de CGT en la corporación sostiene que es “una zafia manipulación, que más que un reportaje parecía un videocomunicado de Génova”.

"Es un desprestigio para el programa", dice el Consejo de Informativos

Informe semanal presenta a Luis Bárcenas Gutiérrez como un hombre de 57 años, casado y padre de dos hijos, nacido en Huelva, que fue senador por Cantabria y que “también” fue gerente y tesorero del PP hasta que “el caso Gürtel le costó el puesto y su militancia en el partido”. Tras pasar de puntillas por este escándalo, abre el foco de la corrupción política para hablar de los trajes del expresidente valenciano Francisco Camps; el caso Campeón, en el que está involucrado el exministro socialista José Blanco, o los ERE falsos de Andalucía. Y aprovecha para referirse a las cuentas en el extranjero de las familias Pujol y Mas. Pese al título del reportaje, del extesorero del PP es casi del que menos se habla.

Jenaro Castro, director del programa, asegura que este reportaje, como cualquier otro de los que se emiten, se rige “por el criterio de la actualidad informativa y de la objetividad”. Sostiene que Informe semanal elaboró un reportaje “equilibrado que no se podía abstraer a otros aspectos de la noticia como la financiación de los partidos y otras derivadas como los presuntos sobresueldos publicados por la prensa”. “Hubiera sido un error”, añade, “no abordar un asunto que preocupa a la opinión pública, sin profundizar en un enfoque analítico igual que se ha hecho en numerosas ocasiones con otros casos investigados por la Justicia”. Y subraya que fue un reportaje “plural”, en el que se dio voz a tres miembros de la oposición (Rubalcaba y Soraya Rodríguez, del PSOE, y Cayo Lara, de IU) y tres del PP y del Gobierno (Cospedal, Sáenz de Santamaría y Rajoy).

Jenaro Castro afirma que fue un trabajo "plural y "equilibrado"

Pero la percepción de los profesionales de Torrespaña es bien distinta. El Consejo de Informativos asegura que a la vista del contenido del reportaje sobre Bárcenas el equipo directivo debería “recapacitar y cambiar de rumbo”. Este organismo recuerda que no es la primera vez que la polémica salpica a Informe semanal. Un vídeo sobre la líder de los populares madrileños, Esperanza Aguirre, generó un gran malestar entre los trabajadores. Y hace dos meses el consejo denunció “intromisiones y coacciones” en la labor informativa de los profesionales de TVE. “En Informe semanal defendemos la independencia, la pluralidad y los postulados del Estatuto de Información de la Corporación de RTVE”, replica Castro. Para CGT, el controvertido reportaje es “un clavo más en el desprestigio de uno de los programas bandera de TVE”.