Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La era Raf Simons en Jil Sander

Un repaso a las colecciones de mujer que el diseñador belga ha entregado desde que llegó a la firma en 2005

  • Otoñoinvierno 2006: Al final de su primer desfile al frente de Jil Sander, Raf Simons habló sobre la responsabilidad de suceder a Sander y adaptarse a sus códigos: “La continuidad me sienta bien. Es una compañía íntima. Todo estaba aquí, así que no me tuve que preocupar por mucho, excepto concentrarme en los bocetos”.
    1Otoño/invierno 2006: Al final de su primer desfile al frente de Jil Sander, Raf Simons habló sobre la responsabilidad de suceder a Sander y adaptarse a sus códigos: “La continuidad me sienta bien. Es una compañía íntima. Todo estaba aquí, así que no me tuve que preocupar por mucho, excepto concentrarme en los bocetos”.
  • Otoñoinvierno 2007: En una colección rendida al azul marino, la camisa blanca y el traje pantalón (tres de los iconos de Sander), Simons comenzó a dar muestras de mayor amplitud cromática con piezas en morado, azul o dorado.
    2Otoño/invierno 2007: En una colección rendida al azul marino, la camisa blanca y el traje pantalón (tres de los iconos de Sander), Simons comenzó a dar muestras de mayor amplitud cromática con piezas en morado, azul o dorado.
  • Primaveraverano 2008: A través de una de sus obsesiones personales (la dualidad), Simons se mantiene fiel a los valores de la firma. Eso sí, añadiendo superposiciones y gasas. Su gusto por el color es ya evidente y lo plasma en rosas y naranjas neón.
    3Primavera/verano 2008: A través de una de sus obsesiones personales (la dualidad), Simons se mantiene fiel a los valores de la firma. Eso sí, añadiendo superposiciones y gasas. Su gusto por el color es ya evidente y lo plasma en rosas y naranjas neón.
  • PrimaveraVerano 2009: Los flecos de las flappers son el hilo conductor de la colección, aunque Simons niegue cualquier vínculo con el charlestón. En su lugar, una fotografía de Man Ray (en la que Kiki de Montparnasse aparece con una escultura africana) le da el toque afrancesado.
    4Primavera/Verano 2009: Los flecos de las flappers son el hilo conductor de la colección, aunque Simons niegue cualquier vínculo con el charlestón. En su lugar, una fotografía de Man Ray (en la que Kiki de Montparnasse aparece con una escultura africana) le da el toque afrancesado.
  • Otoñoinvierno 2009: La pureza de las formas y la calidad de los materiales se convierte en la principal referencia de Simons para esta colección, en la que honra el espíritu creativo y sobrio de la fundadora de la marca.
    5Otoño/invierno 2009: La pureza de las formas y la calidad de los materiales se convierte en la principal referencia de Simons para esta colección, en la que honra el espíritu creativo y sobrio de la fundadora de la marca.
  • Primaveraverano 2010: Revisitar la naturaleza no significa necesariamente retomar cortes y materiales de toda la vida. De hecho, una parte de la inspiración de Simons para esta colección es el land art. Y el resultado es una mezcla de sus experimentos textiles con la herencia de la firma.
    6Primavera/verano 2010: Revisitar la naturaleza no significa necesariamente retomar cortes y materiales de toda la vida. De hecho, una parte de la inspiración de Simons para esta colección es el land art. Y el resultado es una mezcla de sus experimentos textiles con la herencia de la firma.
  • Otoñoinvierno 2010: Según el propio diseñador, el motivo de esta colección son las “mujeres que tienen un objetivo, y van a por él”. Él las ve con faldas cortas, tejidos principalmente oscuros y botas a media pierna.
    7Otoño/invierno 2010: Según el propio diseñador, el motivo de esta colección son las “mujeres que tienen un objetivo, y van a por él”. Él las ve con faldas cortas, tejidos principalmente oscuros y botas a media pierna.
  • Primaveraverano 2011: En su particular revisión de la costura (esta será la primera de tres colecciones, que el diseñador ha dado en llamar la trilogía de la costura) Simons retoma el color y comienza un vistoso juego de volúmenes y superposiciones. El principal reto que se le presenta es mantener la esencia sobria de la firma.
    8Primavera/verano 2011: En su particular revisión de la costura (esta será la primera de tres colecciones, que el diseñador ha dado en llamar la trilogía de la costura) Simons retoma el color y comienza un vistoso juego de volúmenes y superposiciones. El principal reto que se le presenta es mantener la esencia sobria de la firma.
  • Otoñoinvierno 2011: Unas fotos de Louise Dahl-Wolfe en resorts de esquí de los años 50 inspiran esta segunda entrega de la costura, en la que hay tanto espacio para abrigos coloridos de gran volumen como para prendas neutras y básicas.
    9Otoño/invierno 2011: Unas fotos de Louise Dahl-Wolfe en resorts de esquí de los años 50 inspiran esta segunda entrega de la costura, en la que hay tanto espacio para abrigos coloridos de gran volumen como para prendas neutras y básicas.
  • Primaveraverano 2012: Las líneas depuradas de la firma, el universo de los spas y varias obras de Picasso confluyen como referencias de un desfile que cierra su trilogía de la costura y le ha granjeado las mejores críticas desde sus comienzos en el diseño femenino. Un guiño a lo que podría venir: ya ha fantaseado con cómo sería la novia Jil Sander.
    10Primavera/verano 2012: Las líneas depuradas de la firma, el universo de los spas y varias obras de Picasso confluyen como referencias de un desfile que cierra su trilogía de la costura y le ha granjeado las mejores críticas desde sus comienzos en el diseño femenino. Un guiño a lo que podría venir: ya ha fantaseado con cómo sería la novia Jil Sander.