Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una obra de Zuloaga se subasta por 829.368 euros, récord para este pintor

'Niños en el mar. Playa de Valencia', de Sorolla no encuentra quien pague entre 2,3 y 3,4 millones.- Vendido el cuadro 'Tristeza andaluza' de Romero de Torres por 99.129 euros

La sala londinense de Sotheby's adjudicó ayer Madam Souty reclinada en un sofá, un cuadro de Ignacio Zuloaga, por 829,368 euros, un precio récord para este pintor español. El cuadro Tristeza andaluza, de Julio Romero de Torres se vendió por un precio de 99.129 euros. Otras dos obras del artista cordobés, Adela Carbone, La Tanagra y Retrato de dama joven quedaron sin comprador.

La pintura de Zuloaga vendida es una obra magistral pintada en 1921 y procede de la colección privada del artista. Está considerado su mejor desnudo.

La puja se enmarca en una subasta de 193 lotes de pintores europeos de los siglos XIX y XX. La obra más cara que salía a puja era Niños en el mar. Playa de Valencia, de Joaquín Sorolla, estimado en un precio entre 2,3 y 3,4 millones de euros. Tampoco encontró comprador.

Tertulia andaluza, la pieza vendida de Julio Romero de Torres es uno de los 17 retratos que el artista hizo a la vicetiple del Teatro Romea de Madrid Elena Pardo. "Otros dos cuadros de ella, Mariluz y En la ribera, los tenemos en el Museo Julio Romero de Torres", dice su directora y especialista en el pintor, Mercedes Valverde. La experta recuerda conversaciones con Rafael, el último hijo del pintor, en el que éste se sorprendía por la elección de la modelo. "Siempre decía que la chica parecía más bien un muchacho. Y es que es, en efecto, simbolizaba el prototipo de mujer del art decó, muy delgada y con su pelo corto a lo garçon", señala Valverde.

La pieza más importante del pintor cordobés que salió al mejor postor fue, no obstante, Adela Carbone, La Tanagra, fechada en torno a 1911 y que no encontró comprador. "La protagonista del cuadro esuna actriz italiana de la compañía de teatro de María Tubau. Adela era cuñada del prestigioso periodista y escritor de la época Cristóbal de Castro, amigo personal de Romero de Torres y natural de Iznájar", explica Valverde. La misma modelo sirvió para ser la figura central de una de las obras clave de Romero de Torres, La consagración de la copla.