Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luchando a golpe de imágenes

El CCCB acoge las 170 fotografías premiadas en el más prestigioso premio internacional de fotoperiodismo, el World Press Photo

La imagen de una chica afgana mutilada por castigo captada por la sudafricana Jodi Bieber ha sido la ganadora del World Press Photo 11, el más prestigioso premio internacional de fotoperiodismo, creado por la fundación holandesa homónima, que se encarga de difundir imágenes de actualidad capaces de generar debate y reflexión sobre el papel de la fotografía documental en más de 80 ciudades de 40 países. "Son imágenes, muchas veces censuradas por los gobiernos y los medios, necesarias para matizar nuestra conciencia pública y memoria histórica", afirmó Silvia Omedes, directora de la Fundación Photographic Social Vision, organizadora de la muestra itinerante por España, que reúne los ganadores de las diez categorías del certamen.

Bajo el lema "Ver para creer", la séptima edición de la exposición reúne 170 imágenes que se podrán ver desde mañana hasta el 18 de diciembre en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). Aunque en su gran mayoría cuentan historias de dolor, muerte y destrucción son fotografías espectaculares, capaces de quitar el aliento una y otra vez. Destaca la presencia de tres españoles premiados entre los 216 fotógrafos que se presentaron a la convocatoria: Gustavo Cueva de la agencia EFE de Madrid, 2º premio de Deporte, por la fotografía del diestro Julio Aparicio en el momento exacto de la cornada que casi le causa la muerte; Fernando Moleres, 2º premio de Vida cotidiana, por una serie de imágenes que relatan las condiciones infrahumanas de los presos adolescentes en Sierra Leona; y Guillem Valle, 3º premio de Retrato, por la foto de un hombre de la tribu recién independizada de los Dinka, en el sur de Sudán. Entre las 108.059 fotografías enviadas por 5.691 autores de 125 nacionalidades, por primera vez han sido premiados proyectos relacionados con Internet y las redes sociales. Es el caso de las imágenes de incidentes y peleas captados por Michael Wolf a través de Google Street View y de las fotos de Wofran Hahn de jóvenes autorretratándose para subir su rostro al perfil de MySpace. La muestra cuenta con un quiosco multimedia donde es posible acceder al archivo de la Fundación World Press Photo, que incluye material recopilado a lo largo de 55 años de actividad.

"Tenemos que buscar vías alternativas para que el fotoperiodismo pueda llegar al público", insistió Omedes, que con motivo del décimo aniversario de la Fundación Photographic Social Vision, ha organizado una serie de eventos dirigidos "a concienciar la sociedad sobre realidades y problemáticas poco conocidas, así como fomentar el interés público por la foto documental". Entre estos eventos destacan la muestra Marea negra del fotógrafo español afincado en Seattle Daniel Beltrà, sobre el vertido de petróleo en el golfo de México, abierta en Roca Barcelona Gallery hasta el 29 de enero y una selección de las obras presentadas en el festival Visa pour l'Image, que se expondrá en el CCCB a partir del 21 de febrero.

Además la fundación holandesa ha anunciado que destinará cada año una financiación de 20.000 euro a un proyecto escogido a través de concurso, en memoria de Tim Hetherington, el fotógrafo británico fallecido en Misarata mientras cubría la guerra de Libia, ganador del World Press Photo Award 2007 y nominado a un Óscar por el documental Restrepo, sobre el conflicto de Afganistán.