Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plaza de toros, lista para Fallas

Rus presenta la remodelación del coso de Valencia, que ha perdido 1.000 asientos

La plaza de toros de Valencia está casi lista para los festejos de Fallas, que arrancan el próximo sábado. Alfonso Rus, presidente de la Diputación de Valencia, titular de la plaza, ha presentado esta mañana ante los medios las obras de rehabilitación del coso construido en 1860 por el arquitecto valenciano Sebastián Monleón. En esta primera fase se han variado todos los tendidos, en unas obras que eliminaron en un principio todas las gradas. Con la nueva distribución de los asientos, la plaza mantiene el mismo número de filas de asientos de madera (nueve) y redistribuye los de la segunda zona (13 filas de de cemento) para permitir que los espectadores estén más cómodos.

Con esta reforma la plaza de toros pierde 1.000 asientos, para quedar en una capacidad de 11.000. Sin embargo, Rus aseguró ayer que cuando, en la próxima fase, se adapten las tribunas superiores, que están cubiertas, se habilitará una tercera fila, con lo que el aforo se ampliará en 2.000 personas más, para llegar a 13.000.

Las obras presentadas ayer, que han supuesto un coste total de 2 millones de euros que ha sufragado íntegramente la Diputación, también incluyen la remodelación de las áreas de servicios, que se encontraban en un estado lamentable. Los nuevos aseos, en los que abunda el metal, también están listos para estas Fallas.

El presidente de la Diputación insistió en que las obras han hecho hincapié en la salubridad e higiene de los nuevos servicios y en la seguridad, puesto que la nueva distribución permitirá una mejor evacuación de las gradas en caso emergencia.

Por último, Rus explicó que ya cuenta con el visto bueno verbal de la dirección general de Patrimonio para instalar la cubierta hinchable de la plaza. Se trata de una estructura montable y desmontable (que se instalará desde octubre hasta febrero de cada año). Rus explicó que la estructura tendrá que respetar escrupulosamente la estructura de la plaza de toros para no dañarla, y que cuando cuenten con el permiso final de Patrimonio habrá que estudiar quién la instala, de qué forma y cómo se financia, pero dejó claro que su coste no lo pagará la Diputación. De forma que probablemente tendrá que financiar la instalación la empresa que se haga cargo de los espectáculos invernales.